Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recuenco apunta a Zaplana como máximo responsable del elevado incremento de los accidentes de trabajo

El secretario general de UGT-PV, Rafael Recuenco, apuntó ayer al presidente de la Generalitat como máximo responsable del incremento registrado en la siniestralidad laboral en la Comunidad Valenciana. La falta de inspección, que depende de la Generalitat, es, según Recuenco, la principal causa de que los empresarios no cumplan la legislación. El dirigente ugetista, que participó junto a Cándido Méndez en una asamblea de delegados del sindicato, criticó además que Zaplana no aprovechara la Noche de la Economía Valenciana, que se celebró el martes, para "dedicar a los empresarios valencianos ni una palabra acerca de la responsabilidad que tienen en materia de siniestralidad".Recuenco también atacó veladamente a CC OO, y señaló que "UGT no hará política de acompañamiento ni con el gobierno de Zaplana ni con los empresarios". El secretario general de UGT-PV se refería a la negativa de su sindicato a firmar un convenio de formación de delegados de prevención en riesgos laborales. "No es más que un lavado de cara ante unas cifras tan negativas", señaló Recuenco, que añadió que para abordar la siniestralidad el Consell "se tiene que implicar en políticas para trabajar, entre otros temas, en la ampliación del cuerpo de la inspección en la Comunidad".

Por su parte, el consejero de Trabajo, Rafael Blasco, desestimó las críticas que en los últimos días ha recibido tanto de UGT como de CC OO por el aumento de la siniestralidad. "Prefiero poner en marcha mecanismos para atajar este problema en lugar de dedicarme a repartir culpas", señaló el responsable de Empleo. "El de los accidentes laborales es un fenómeno que precisa de aportaciones constructivas", señaló Blasco, que incluyó en este marco la nueva Fundación para la Prevención de los Riesgos Laborales, que ayer aprobó el pleno del Consell. Enmarcada en el Acuerdo Valenciano para el Empleo y la Formación (AVEF), la nueva Fundación estará integrada de forma paritaria por empresarios, sindicatos y Administración.

Blasco insistió en su mensaje de que los sindicatos "no deben aportar sólo denuncias". "Algo tendrán que ver también los sindicatos para evitar que los trabajadores cumplan también las normas que se les exige en la ley", señaló el consejero. Blasco dijo que la solución está en que todos los actores -inspección, sindicatos, empresarios- cumplan su obligación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de noviembre de 1999