Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García Antón dice que sin apoyo social no habrá trasvase del Júcar

El consejero de Obras Públicas, José Ramón García Antón, pidió anoche en Novelda (Vinalopó Mitjà) a todos los colectivos de regantes, alcaldes de la comarca y grupos ecologistas, que respalden sin fisuras el proyecto de trasvase Júcar-Vinalopó: "Porque si desde aquí no creemos en esa infraestructura al final no se hará". "Necesitamos que ustedes se lo crean", dijo ante un auditorio repleto de regantes de la Comunidad del Medio Vinalopó y L"Alacantí, y alcaldes del Vinalopó.Tras una exposición visual del trazado por el que apuesta el Consell, realizada por el consejero delegado de Aguas del Júcar, Francisco Ruiz de la Torre, en la que resaltó el ahorro energético de su propuesta frente a otros itinerarios, García Antón replicó a las críticas que "últimamente se han vertido" sobre la infraestructura. El consejero negó rotundamente que la construcción del parque temático Terra Mítica en Benidorm impulsara al Consell a desarrollar la obra, porque "ese parque sólo necesita 20 litros por segundo" para surtirse, una "cantidad ridícula si se compara con el volumen de agua previsto en el trasvase". También respondió a las acusaciones de un supuesto favoritismo a Iberdrola: "Hemos escogido la solución que más ahorro energético produce", arguyó.

No al Tajo-Segura

El consejero señaló "varios motivos" para rechazar que el agua llegue al Vinalopó a través del acueducto ya construido del Tajo-Segura, como han reclamado los ecologistas. "Desde Alarcón es inviable porque el Júcar aún no ha recogido toda su agua", argumentó el consejero. Además, esa canalización "serviría sólo para enviar agua a L"Alacantí y a la Marina Baixa, pero ¿qué pasa con el Alto y Medio Vinalopó?, se cuestionó.

Algunos regantes agradecieron al consejero sus "buenas intenciones", pero censuraron los retrasos en la ejecución de las obras. "Estamos igual que hace seis meses", le echaron en cara varios asistentes al encuentro que mantuvo con los regantes. "Seis meses no es tiempo en una obra de esta envergadura", replicó García Antón antes de negar la mayor: "Creo que sí se ha avanzado en ese tiempo", apostilló.

"Ahora debemos respaldar todos el proyecto y luego entraremos en los problemas de índole menor", señaló en relación a la petición del alcalde de Aspe de que el agua "también llegue a la margen derecha".

Lo importante es que llegue el agua. "Luego serán ustedes [los regantes] los encargados de repartirla", dijo el presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, José Manuel Aragonés. A su entender, el trazado propuesto es respetuoso con el medio ambiente. "Sólo 4 kilómetros del canal atraviesan zonas de valor ecológico", argumentó. "Aquí ya no hay promesas, hay realidades, y muestra de ello es que el proyecto de trasvase va a salir ya a exposición pública y dentro de poco a licitación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de noviembre de 1999