Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia privatizará más el monopolio eléctrico Enel tras el éxito de ayer

El Gobierno italiano estudia muy seriamente aprovechar el entusiasmo que sus ciudadanos han puesto en el proceso de privatización del monopolio eléctrico Enel para lanzar un segundo tramo de venta de acciones. El encargado de abrir la posibilidad fue el propio presidente de Enel, Chicco Testa, durante una rueda de prensa que ofreció ayer para anunciar que la composición del Consejo de Administración de la compañía cambiaría "antes de finales de año". En refuerzo de Testa, el propio jefe del Gobierno italiano, Massimo D"Alema, manifestó que no excluye la privatización total de Enel a largo plazo, aunque destacó que en cualquier caso "será gradual". Sólo el primer tramo de la venta de Enel, que suposo poner en el mercado el 35,5% de la empresa, se ha convertido en la mayor privatización del mundo en términos de ingresos al Estado, 2,9 billones de pesetas. Casi cuatro millones de italianos hicieron cola durante la semana pasada para reservar acciones de la compañía eléctrica. Además, gracias a esta privatización, la Bolsa de Milán se ha convertido en la quinta mayor de Europa por capitalización de títulos nacionales, desplazando de ese puesto a Amsterdam y situándose detrás de Londres, París, Fráncfort y Zúrich. La Bolsa de Madrid es la séptima.

El debut de la acción de Enel en la Bolsa italiana fue tibio. Cerró a 4,31 euros, apenas por encima del precio de salida al mercado, que fue de 4,30 euros. No obstante, a media sesión, alcanzó los 4,42 euros. Sobre esta evolución de la acción de Enel, Testa declaró que no era "decepcionante". "Esto es un maratón, no una carrera", añadió. El índice de la Bolsa de Milán registró al cierre un descenso del 0,52%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de noviembre de 1999