Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 95% de los contratados en 1998 en Málaga carecía de título

El mercado laboral sigue demandando empleados con escasa cualificación. A esta conclusión llegó CCOO tras analizar los 367.800 contratos firmados en Málaga durante 1998. Los datos son demoledores: el 95% de los contratados no eran titulados y del 5% que tenía estudios medios o superiores, casi la mitad fue contratada para tareas de menor cualificación. Cuatro de cada cinco contratos (78%) recayeron en trabajadores con EGB o incluso con un nivel inferior. El sindicato también alertó sobre la corta duración de los contratos. El 83% fue inferior a tres meses, un dato que explica que se registraran 279.000 contratados y 367.800 contratos. Los apartados donde más creció la contratación fueron la construcción (31%), el comercio (19%) y la hostelería (10%). Los contratos para ocupaciones sin cualificación representaron el 27%, mientras que las actividades especializadas pero que no requieren estudios, como la agricultura, la construcción, la seguridad o el comercio sumaron un 65%. Por contra, las contrataciones para sanidad, enseñanza o supervisión técnica apenas alcanzaron el 8%.

El sindicato también arremetió contra una tendencia que es nueva: la temporalidad en las administraciones públicas, que alcanzó el 16%, un punto por encima que en 1997. En el sector privado, el porcentaje fue del 53%.

En total, la tasa de temporalidad fue del 44,6%, doce puntos por encima de la media nacional y casi la misma que en Andalucía (45%). El estudio refleja además que la tasa de ocupación de los hombres es el doble (64%) que la de las mujeres (36%), mientras que el índice de paro femenino (35%) es mayor que el masculino (22%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de noviembre de 1999