El Consell rectifica el plan urbano de Xàtiva por excesiva recalificación Urbanismo rechaza que se concedan licencias en algunas zonas

Desde que en 1995 asumió la alcaldía, Alfonso Rus, del PP, anunció que una de sus prioridades era la renovación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Xàtiva. Desde que se inició su redacción, el proyecto se ha convertido en motivo de acaloradas disputas. Esta semana la polémica se ha reavivado tras publicarse el dictamen de la comisión informativa de Urbanismo de la Consejería de Obras Públicas, que manifestó severas advertencias sobre la recalificación excesiva de terreno.

La comisión informativa de Urbanismo aplazó la aprobación del PGOU porque la Consejería de Medio Ambiente no ha emitido todavía la preceptiva declaración sobre el impacto ambiental. En su dictamen, la comisión expone que "no es aceptable" seguir concediendo licencias para edificar en la zona de Bixquert, un emplazamiento urbanístico ilegal construido durante el franquismo en el valle del río Albaida. Además, el informe de la comisión de Urbanismo también critica el aumento del suelo industrial, cuando todavía no se ha cubierto el espacio aprobado en el plan urbanístico anterior, que data de 1984.En abril de este mismo año, un grupo ecologista local ya señaló que se legitimaban "las infracciones urbanísticas" y fomentaba "la masificación de viviendas" en parajes del término municipal. Ahora los ecologistas aseguran que el informe de la comisión les ha dado la razón y el Ayuntamiento "debe admitir" las 90 correcciones presentadas por los ciudadanos durante el periodo de exposición pública del PGOU.

Sin embargo, el alcalde Alfonso Rus ha querido minimizar el dictamen de la consejería. El primer edil setabense aseguró que la comisión "sólo había sugerido algunas mejoras", pero no rechazaba el nuevo plan. Para Rus se trata de un error de apreciación. Según el alcalde, la solución sería legalizar las construcciones anteriores "para no perjudicar a nadie". Rus indicó que "personalmente" ha explicado al organismo autonómico que no se pretende legalizar infracciones, sino solucionar un "problema antiguo".

El portavoz del PSPV en el consistorio setabense, Ramón Ortolà, indicó que el informe de la comisión da la razón a los colectivos ciudadanos y demuestra que se ha redactado un plan donde prima "el beneficio" de los promotores frente al "interés general" de la ciudadanía. Los socialistas critican que se redacte un plan donde se estima que en los próximos diez años la población alcanzará los 52.000 habitantes cuando Xàtiva tiene un "crecimiento demográfico cero" y se mantiene en 24.000 ciudadanos censados desde "hace más de 20 años". Además, Ortolà afirmó que el documento fomenta la "especulación", reduce los espacios protegidos y aumenta "innecesariamente" los gastos en infraestructuras.

Con todo, las primeras escaramuzas se iniciaron ya el pasado mes de marzo. La coincidencia del periodo de exposición pública con las vacaciones de Semana Santa motivó las críticas airadas de la oposición. Los socialistas respondieron que el PP había pretendido "esconder a los ciudadanos" la aprobación de la nueva legislación. Un mes después, concluido el plazo normativo, el edil de Urbanismo, Vicente Parra, del PP, provocó más protestas cuando declaró que la escasez de modificaciones presentadas indicaba el grado de perfección alcanzado en la nueva legislación. Pese a las gestiones del equipo de gobierno, el proyecto deberá ser sometido a una revisión técnica para poder recibir el beneplácito definitivo de la Consejería de Obras Públicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 30 de octubre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50