Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall quiere consensuar con Pujol el nombramiento del director de la CCRTV

La neutralidad de los medios de comunicación públicos es una de las reglas del juego de la política y Pasqual Maragall afirmó ayer que una de las prioridades del PSC-Ciutadans pel Canvi es acabar con el control gubernamental de la Corporación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV), el organismo que engloba a TV-3 y Catalunya Ràdio. Maragall pedirá una reunión con Jordi Pujol, una vez que éste sea reelegido presidente, para plantearle que el nuevo director general de la CCRTV sea una personalidad que tenga el consenso del Gobierno y la oposición.

Los socialistas defendieron durante la campaña electoral que el director general de la radiotelevisión de la Generalitat no debe ser un cargo de confianza política nombrado directamente por el presidente de la Generalitat, como ha sucedido hasta ahora. También propusieron la creación de un consejo audiovisual en Cataluña que sea el responsable de la radiotelevisión pública y de la concesión de frecuencias de radio y televisión, y que se encargue de velar por el cumplimiento de la normativa legal en este ámbito. Maragall dijo ayer que plantear la reforma del actual Consejo del Audiovisual de Cataluña en ese sentido será una de sus primeras iniciativas legislativas. Pero como una reforma de este calado, en la que en principio el PSC, ERC e IC-V tienen posiciones muy similares, requerirá un tiempo, el PSC quiere lograr que de inmediato se nombre un director general de la CCRTV independiente del Gobierno de la Generalitat y del partido o los partidos que le apoyen. Maragall rechazó que el actual director general de la CCRTV, Jordi Vilajoana, que es un destacado miembro de Convergència, sea una figura de consenso. "No representa el perfil de director general que Cataluña espera", dijo. Su sucesor debe ser, explicó, "una personalidad independiente, con criterio propio, que decida por ella misma y no esté sometida a consignas". El cualquier caso, Maragall se mostró de nuevo en contra de nombrar ahora un nuevo Consejo de Administración de la CCRTV reproduciendo la correlación de fuerzas parlamentarias surgida de las elecciones del 17 de octubre, y apostó por mantener en funciones al actual consejo precisamente para subrayar su provisionalidad hasta la reforma de la ley.

Presidencia del Parlament

Los socialistas designaron ayer a sus candidatos para integrar la Mesa del Parlament. Propondrán a Josep Maria Vallès para la presidencia del Parlament, a Higini Clotas para la vicepresidencia y a Carme Valls para una de las secretarías.

El grupo parlamentario del PSC-CpC eligió a Maragall como presidente, a Joaquim Nadal como portavoz, y a dos portavoces adjuntos, Miquel Iceta y Oriol Nel.lo. La dirección del grupo parlamentario constará, además, de dos secretarios, Josep Maria Carbonell y Teresa Serra. Los diputados Vallès, Clotas y Montserrat Tura recibieron el encargo de preparar una propuesta de reforma del reglamento del Parlament, con el objetivo de hacerlo más dinámico y próximo a los problemas ciudadanos. Tura y Joan Ferran fueron encargados de elaborar un nuevo reglamento interno del Grupo Socialista. Maragall quiere imprimirle también un mayor dinamismo, un objetivo fácilmente alcanzable porque en la anterior legislatura se caracterizó por una atonía muy notable.

Para conseguirlo, sin embargo, Maragall echa en falta la existencia de unas condiciones materiales adecuadas en el edificio del parque de la Ciutadella. "Un Parlamento no existe si no hay despachos para los diputados, salas de reuniones, teléfonos, ordenadores", lamentó. Anunció que su grupo propondrá también de inmediato que el Parlament se dote de locales en las cercanías del edificio que ocupa con el fin de habilitar dependencias para los diputados que permitan un funcionamiento eficaz.

Una de las novedades que el grupo parlamentario introdujo ayer en su funcionamiento es la creación de oficinas parlamentarias en las siete regiones en que Maragall propone organizar la Administración de la Generalitat. Cada uno de los 50 diputados del grupo tendrá una adscripción territorial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de octubre de 1999

Más información

  • PSC-Ciutadans pel Canvi propondrá a Vallès como presidente del Parlament