PP e IU recriminan el poder que tendrá Rojas-Marcos en la sociedad del metro

El PP cree que la constitución de la sociedad Metro de Sevilla es "un regalo del PSOE" al concejal andalucista Alejandro Rojas-Marcos. La portavoz municipal del PP, Carmen Diz, criticó ayer los estatutos de la sociedad por su opacidad y por otorgar una "escandalosa" amplitud de competencias a su futuro presidente: Alejandro Rojas-Marcos. También IU ha expresado su rechazo a la creación de esta entidad, al considerarla innecesaria para ejecutar el metro. Su portavoz Luis Pizarro cree que este proyecto debería plantearse en el consorcio metropolitano y ve "insólitas" algunas de las atribuciones de Rojas-Marcos.

Los dos grupos de la oposición municipal -Partido Popular e Izquierda Unida- coinciden en las críticas sobre la constitución de la sociedad Metro de Sevilla, formada paritariamente por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla, con el objetivo de elaborar los estudios previos y ejecutar las obras de construcción del que sería el primer metropolitano andaluz. Los portavoces municipales de PP e IU, Carmen Diz y Luis Pizarro, respectivamente, creen que el borrador de los estatutos de la entidad permiten un funcionamiento opaco y otorgan al presidente unas competencias "insólitas", a decir de Pizarro, como "el manejo de fondos o la contratación directa".IU votará contra la creación de esta sociedad al considerarla innecesaria para ejecutar el proyecto del metro. Para Luis Pizarro, el diseño y la desarrollo del metro debería planificarse en el seno del consorcio metropolitano. Además, la exclusión de los trabajadores y de la oposición de los órganos de decisión de la sociedad han suscitado el rechazo de IU y PP.

Los estatutos de la sociedad y el convenio que suscribirán las dos administraciones -local y autonómica- se debatirán el próximo jueves 28 de octubre en el pleno municipal. Ambos documentos, presentados ya en la comisión de transportes, han despertado las críticas de la oposición, que considera excesivas las atribuciones que se le conceden al presidente de la sociedad, que será el andalucista Alejandro Rojas-Marcos.

La portavoz municipal del PP, Carmen Diz, tildó ayer de "escandalosa" la amplitud de competencias otorgadas a la presidencia, entre las que se incluyen ordenar pagos y aceptar cobros; designar al personal de la empresa de acuerdo con la plantilla aprobada por el consejo de administración, celebrar toda clase de contratos hasta la cuantía máxima determinada por el consejo o resolver todo lo relacionado con la comunicación y la imagen.

Los estatutos, según Carmen Diz, capacitarán al presidente para "hacer y deshacer" y "no garantizan el transparente funcionamiento de la sociedad", informa Europa Press. La portavoz municipal del PP aseguró que la creación de esta sociedad de carácter mercantil "no es para hacer el metro". "Es un regalo del PSOE al concejal andalucista Alejandro Rojas-Marcos", agregó. En opinión de Diz, la puesta en marcha de esta sociedad es "la clave" del pacto de gobierno que han firmado socialistas y andalucistas en el Ayuntamiento de Sevilla. La creación de la sociedad Metro de Sevilla era uno de los puntos incluidos en el acuerdo formalizado por ambas formaciones para sellar su alianza en la capital andaluza. Tampoco el borrador del convenio entre el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía goza de la aprobación del PP. Carmen Diz cree que el texto esconde la "verdadera" historia del metro de Sevilla.

Capital de 100 millones

El texto de este acuerdo, que se votará en el próximo pleno, establece las cláusulas por las que se regirá la entidad Metro de Sevilla, una sociedad anónima que tendrá un capital social fundacional máximo de 100 millones de pesetas, suscrito a partes iguales entre la Junta y el Ayuntamiento de Sevilla. La participación autonómica se realiza a través de la empresa pública Gestión de Infraestructura (Giasa), adscrita a la Consejería de Obras Públicas y Transportes.

El convenio deja abierta la puerta a la futura incorporación de la Administración estatal a la sociedad. Mientras la composición accionarial no se modifique, el consejo de administración estará compuesto de forma paritaria por seis vocales.

Los representantes por parte municipal serán el delegado de Tráfico, Blas Ballesteros; el delegado de Urbanismo, Rafael Carmona y el concejal Alejandro Rojas-Marcos, que asumirá la presidencia de la entidad. Por parte de la Junta de Andalucía se sentarán en el consejo el consejero de Obras Públicas, José Vallejo; el consejero de Turismo, José Núñez y el director general de Transportes, Miguel Durbán. Además de respetar la distribución paritaria institucional, el consejo de administración muestra una división equitativa entre los cargos socialistas (Vallejo, Durbán y Ballesteros) y andalucistas (Rojas-Marcos, Carmona y Núñez). El convenio establece también el nombramiento de un coordinador general, que no precisa ser consejero de la sociedad, para asumir la gestión cotidiana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 1999.