Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los reyes de Jordania realizan en España su primera visita de Estado a un país de la Unión Europea

Los reyes don Juan Carlos y doña Sofía dieron la bienvenida en la mañana de ayer en el palacio de El Pardo a los monarcas de Jordania, Abdalá II y Rania, que llegaron a España en su primera visita oficial a un país de la Unión Europea desde su subida al trono, tras la muerte del rey Hussein en febrero pasado. Los reyes jordanos almorzaron en La Zarzuela con la familia real española y dedicaron carantoñas al nieto mayor de don Juan Carlos y doña Sofía.Tras la comida, a la que asistieron el príncipe Felipe y los duques de Lugo, así como la hija mayor de Hussein, la princesa Alia y su esposo, don Juan Carlos y Abdalá II visitaron la Academia de Infantería de Toledo y doña Sofía acompañó a la reina Rania a conocer el hospital del Niño Jesús.

El Rey, en la cena de gala ofrecida anoche en honor de Abdalá y Rania en el Palacio Real, recordó "con especial emoción" al padre del monarca jordano, Hussein, a quien don Juan Carlos consideraba un hermano mayor, y glosó su figura de estadista "en una situación regional y nacional extremadamente compleja y delicada".

El jefe del Estado español se refirió al desbloqueo del proceso de paz entre árabes e israelíes iniciado en Madrid en 1991 y alabó "el extraordinario acierto" con que Abdalá II continúa el empeño de su padre en llegar a una paz duradera que "sólo se alcanzará logrando una solución justa en las bandas palestina, siria y libanesa".

Asimismo animó al monarca hachemí a continuar la modernización de su país con la vista puesta en un futuro que "ya ha llegado" y a reforzar aún más los vínculos entre España y Jordania.

Por su parte, Abdalá II elogió la figura del Rey y el papel de España en el proceso de paz, que atribuyó a "la mezcla de una gran cultura con un liderazgo inspirado, que ha permitido que España ocupe un destacado lugar tanto en el frente internacional como en el humanitario".

Los ministros de Exteriores de los dos países, Abel Matutes y Abdelilah al Jatib, mantuvieron un almuerzo de trabajo para estudiar la posibilidad de reconvertir la deuda jordana con España, que asciende a unos 16.000 millones de pesetas, una opción que ya ofreció el presidente del Gobierno José María Aznar en su visita a Amán en julio.

Hoy, los monarcas jordanos, que volverán el viernes a su país, serán recibidos a las 11 de la mañana en el Senado por su presidenta, Esperanza Aguirre, y luego visitarán el Ayuntamiento de Madrid. Posteriormente, el rey hachemí mantendrá un encuentro en La Moncloa con el jefe del Ejecutivo español, tras el que realizarán una declaración conjunta, y luego se reunirá con dirigentes de la patronal CEOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de octubre de 1999