Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El triunfo de la molécula virtual

"Esto no lo hace un libro", dice orgulloso Jorge López Herrera, señalando el ordenador. En la pantalla, una molécula de ciclopropano gira y exhibe carbonos e hidrógenos en todo su esplendor. Dibujos animados para estudiantes. Esta imagen viva y reluciente forma parte de los apuntes de Modelización Molecular, una asignatura que se imparte en segundo de Ciencias Químicas. Los apuntes que se manejarán están en la Red, al alcance de los estudiantes, en la dirección www.uma.es, a donde se llega a través del icono de Aula Virtual. Y también el programa y las prácticas, todo lo necesario para sacar adelante la materia hay que pescarlo con la Red.Jorge López enseña Química Orgánica en la Universidad de Málaga desde 1970. En este tiempo ha podido comprobar que los alumnos tienen dificultades para entender contenidos tan abstractos, con tantos protones y electrones dando vueltas. "A los chicos les cuesta imaginarse las moléculas, verlas en tres dimensiones", explica.

En la pizarra, es verdad, parecen marañas geométricas de alambre, con letras cabalísticas en los extremos. Pero en la pantalla cobran vida y volumen, y pueden verse desde cualquier perspectiva. Eso ayuda a entender su configuración, a representárselas mentalmente. "También se pueden sacar parámetros, es decir, medir distancias y ángulos", añade el profesor, ratón en mano.

Este año hay 94 alumnos matriculados en Modelización Molecular. Todos harán las prácticas por Internet. Cada uno recibe una contraseña para entrar en las páginas de la asignatura. "No es que queramos restringir el acceso, pero este es un servidor pequeño, y si no lo hacemos así, se satura el equipo. Y priorizamos a los nuestros, claro".

Nada más llegar a la página, los estudiantes reciben instrucciones muy minuciosas, paso por paso, para que no se pierdan con las nuevas tecnologías. "Hay un tutorial que les enseña a utilizar el PcModel, el programa que necesitarán para hacer las prácticas", cuenta Jorge López.

Anticancerígenos

También tienen a su disposición una dirección de correo electrónico para consultar cualquier duda, notificar cualquier error, o hacer aportaciones. Por este mismo procedimiento, los alumnos pueden pedir que se les envíen las publicaciones del Grupo de Investigación de Diseño y Síntesis de Fármacos, el de Jorge López, que se dedica a producir antibióticos y anticancerígenos, sobre todo.

Pero la gran novedad para los alumnos es que se acabó el subir al despacho del profesor, con la carpeta bajo el brazo, a entregar las prácticas. Aquí las prácticas se remiten por correo electrónico. Los estudiantes encuentran un cuestionario en la Red, lo rellenan y lo envían a la dirección del profesor, que los integra en una hoja electrónica y los corrige sobre la marcha. Debe ser muy satisfactorio rellenar la casilla correspondiente a la solución de un problema especialmente abstruso, pulsar la tecla y encontrarse con un mensaje que permite comprobar si la respuesta ha sido acertada.

Montar un sistema tan elaborado debe haber costado mucho trabajo. "Sí, le he metido todo el tiempo que me sobraba", confiesa el profesor. Además del material de Modelización Molecular, hay apuntes de cuatro asignaturas más: Introducción a la Química Orgánica, de primero de carrera; Química Orgánica, de tercero; Productos Naturales, de cuarto. Pero además de tiempo se necesitan otras cosas para poner esto en marcha

¿Dinero? "Bueno, ahora nos haría falta más, y creo que este año nos lo van a dar". Jorge López comenzó a trabajar en esta línea en 1992, y luego sufrió un parón por razones de presupuesto. Hace unos meses volvió a arrancar: "Todavía estamos viendo qué posibilidades tiene esto".

El profesor defiende la necesidad de innovar en las aula, de que las cosas se adapten a los nuevos tiempos y se saque provecho del material tecnológico al alcance de los alumnos. "La clase debe ser de otro modo. Lo mejor sería llegar, proyectar un vídeo, cuyo contenido los alumnos podrían seguir en un libro, y complementarlo con un CD ROM y una página web interactiva, como ésta. Se dedicaría un rato a discutir y a resolver las dudas, que el debate es muy enriquecedor. Y luego, las prácticas se harían por Internet". De nuevo, alumnos en la Red.

Contra los apuntes

López está en contra de los apuntes. "No se forma a un químico enseñándole a tomar notas. Para eso están las grabadoras, que no cometen errores".

El activo principal de Jorge López no es, como podría pensarse, la capacidad de aplicar las nuevas tecnologías a la enseñanza. No: es el entusiasmo que rebosa, el interés desmesurado que tiene en lo que explica, algo que acaba por contagiar a los alumnos. Con su trabajo, la molécula virtual triunfa y se hace real.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de octubre de 1999

Más información

  • Un profesor de Málaga explica Química Orgánica a través de Internet