Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de miembros de la ONCE exigen la retirada de la 'lotería instantánea'

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, exigió ayer al Gobierno en la sede del sindicato, junto a delegados sindicales de la ONCE de toda España, la retirada del real decreto, aprobado en mayo de este año, por el que se aprueba la puesta en marcha de un nuevo juego, denominado lotería instantánea, y que será gestionado por el Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado (ONLAE).El acto, que concentró a 3.000 representantes de la ONCE, según fuentes sindicales, sirvió para la lectura de un manifiesto en el que UTO-UGT, que representa al 80% de los trabajadores de la ONCE, estiman que el nuevo juego pondrá en peligro los 65.000 puestos de trabajo de la organización, los servicios que presta a 58.000 ciegos, los 20.000 nuevos empleos que tiene previsto crear su fundación, y las más de 500.000 ayudas que se dan anualmente a personas discapacitadas no ciegas.

Méndez defendió el "modelo de integración social" que representa la organización y su papel como "herramienta de igualdad y solidaridad social". El secretario general de UGT advirtió que la puesta en marcha del nuevo juego puede agravar las secuelas de los cerca de 2,5 millones de ex ludóptas que hay en España, además de acabar con el cupón, "tal y como ha sucedido ya en otros países de Europa". A su juicio, el Gobierno está actuando con total deslealtad frente a un colectivo que representa a más de dos millones de discapacitados.

La lotería instantánea o presorteada consiste en la compra de un billete, cuyo posible premio es invisible para el jugador hasta que éste proceda a su revelado o apertura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de octubre de 1999