Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gestora del PSPV se niega a aceptar a Puig de portavoz pese al aval de 21 de los 34 diputados

La dirección provisional del PSPV se negó ayer a aceptar al alcalde de Morella, Ximo Puig, como nuevo portavoz del grupo parlamentario, pese a contar con el aval de 21 de los 34 diputados -Ramón Berenguer está de baja por enfermedad- que integran el Grupo Socialista en las Cortes. El presidente de la gestora, el alcalde de Elche, Diego Macià, se negó a aceptar la propuesta firmada por 21 parlamentarios alegando que la condición de alcalde de Puig sería "una limitación" para un cargo que necesita "dedicación completa". Macià justificó la renuncia a la propuesta alegando, igualmente, que el procedimiento adoptado por los parlamentarios era inhabitual y que, además, pretendía incorporar al equipo de dirección al diputado y alcalde de Alcoy, Josep Sanus.La gestora hizo caso omiso del escrito de los parlamentarios, en el que se señalaba que ante la falta de propuesta era necesario tomar la iniciativa para evitar que la crisis orgánica del PSPV se convirtiese en institucional.Por contra, la gestora que preside Macià redobló sus esfuerzos para convencer al vicepresidente segundo de la Mesa de las Cortes, Antonio Moreno, de que renunciase a su cargo para ser portavoz. Una oferta que fue, nuevamente, rechazada por Moreno.

Pese ello, a última hora de la noche de ayer, la gestora hizo público que hoy propondrá a los diputados socialistas a Moreno como portavoz y a Josep Sanus como presidente del grupo. Cristina Moreno, Baltasar Vives y Andrés Perelló serían los portavoces adjuntos, mientras como miembros de la dirección del grupo en representación territorial propondrá a Ximo Puig, Jesús Ros y Antonio Torres.

La dirección provisional del PSPV intentó dar imagen de normalidad manteniendo entrevistas con la dirección de UGT y del Bloc Nacionalista Valencià. Sin embargo, los problemas internos obligaron a Macià a reducir los encuentros a meras visitas de cortesía.

Sin embargo, la brevedad del encuentro fue suficiente para que el portavoz del BNV, Pere Mayor, comunicase a Macià que su formación abandonará la dirección del Consell Metropolità de l"Horta si no cumplen los acuerdos y les otorgan una vicepresidencia en lugar de una vocalía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de octubre de 1999