Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Matas recupera en Baleares a Un imputado en el 'caso Sóller'

Pálma de Mallorca
Los congresos regionales del PP depararon ayer una sorpresa en Canarias, donde la división de los populares propició que el líder deI sector crítico decidiese anunciar su abandono del partido por el comportamiento "prepotente y de vieja derechona recalcitrante" de la nueva dirección regional. Los congresos del PP de Baleares, Melilla, La Rioja y País Vasco eligieron a sus presidentes respectivos sin oposición, aunque en el caso vasco la atención se centró en los nacionalistas, a quienes el secretario general del PP, Javier Arenas, pidió que demuestren que no están dirigidos por lab anda terrorista ETA. Para Arenas, el PP vasco debe aspirar .a ser la alternativa al nacionalismo.

Apertura, renovación, diálogo. Un proyecto centrado, pero sobre unos principios ideológicos que son "la herencia del mejor conservadurismo de esta tierra". Bajo estas coordenadas, el ex presidente del Gobierno de Baleares Jaume Matas se alzó ayer con el poder interno en el PP regional al ser elegido por una amplia mayoría de los votos de los 766 delegados (el 80, 8%), mientras 124 (13, 8 %) optaron por apoyar una segunda lista que reivindicaba el pasado histórico del partido. Este congreso ha supuesto también la recuperación en el equipo directivo de un imputado en el caso Sóller Matas, último presidente autonómico que ha tenido el PP balear (1996-1999), asumió renuncias al centrismo en favor del sector tradicionalista y designó un núcleo ejecutivo de personas de confianza de su generación. Entre los cargos recuperados figura José Antonio Berástáin, ex secretario general, que fue juzgado en el caso Sóller como cerebro del cobro de comisiones por el PP. Berastáin fue absuelto por prescripción del delito de cohecho del que estaba acusado. Ahora ocupará la secretaría electoral.

Matas anunció un nuevo "espíritu" en el PP cuando fue proclamado líder en el primer congreso celebrado sin el peso determinante del fundador y controvertido dirigente conservador Gabriel Cañellas, que mantuvo al PP en una posición casi hegemónica durante más de una década. Los seguidores de 'Cañellas presentaron, una lista minoritaria alternativa a la de Matas. El candidato oponente, Juan Forcades, señaló que "el PP ha perdido las elecciones, la identidad y' la confianza ante nuestra gente". '

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de octubre de 1999