Detenida una joven por la muerte de su bebé en un microondas

La madre de un bebé de un mes encontrado muerto en un horno de microondas en el domicilio de sus padres, en Lanexa (EE UU), fue arrestada y acusada de homicidio con premeditación, informaron ayer fuentes policiales al precisar que Elizabeth Renee Otte, de 19 años, ha sido encarcelada en un hospital psiquiátrico.Según las primeras investigaciones, la acusada seguía un tratamiento contra la epilepsia, una enfermedad caracterizada por perturbaciones de la actividad eléctrica del cerebro. Los investigadores analizan la hipótesis según la cual, ella habría sido víctima de una crisis de epilepsia que le pudo provocar alucinaciones. Según personas cercanas a la familia, la joven reconoció que sufrió una crisis y que creyó haber puesto una botella de leche en el microondas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS