Los andalucistas acusan a Gil de cambiar la norma para que el tránsfuga de Marbella pueda cobrar cinco veces más

El portavoz del PA en Marbella, Carlos Fernández, acusó ayer al alcalde de la ciudad, Jesús Gil, de cambiar las normas del reglamento interno municipal para convencer al tránsfuga Vicente Montes de Oca de su paso al grupo mixto. Según declaró Fernández, el secretario del Consistorio, Leopoldo Barrantes, le habría comunicado el pasado lunes -cuando el edil hizo pública su decisión- que tendría que dividir con él la asignación que recibe el PA ya que serían necesarios al menos dos concejales para formar un grupo municipal. El viernes, cuando Montes de Oca ratificó en el pleno su abandono, el funcionario le habría dicho al portavoz andalucista que "por orden directa del alcalde" un sólo edil bastaba para convertirse en grupo, con lo que el tránsfuga pasaría a cobrar 500.000 pesetas en vez de las 100.000 que cobraba como edil andalucista. "Tenía una cosa clara: cuando pactó hizo sus cuentas y sabía que iba a cobrar 24 millones en cuatro años. Es más, me dijo que le habían dicho que fuera siciliano, que pensara primero en su familia", manifestó Fernández.El portavoz andalucista aseguró que tres días antes de que Montes de Oca comunicase su decisión, mantuvo una reunión con el primer teniente alcalde, Julián Muñoz, de dos horas y a teléfono abierto con el alcalde. Muñoz negó ayer este extremo. "El grupo GIL no tiene nada que ver con él. Es una persona que es libre de tomar sus decisiones", aseguró el teniente alcalde. El ex edil andalucista, por su parte, prefirió mantenerse al margen. "Ni afirmo ni desmiento. Soy libre de reunirme con quien quiera", dijo. Y añadió: que el Ayuntamiento "no ha modificado nada" para que él pueda percibir asignación como grupo. El reglamento orgánico municipal, que ha de ser aprobado en pleno, es el que estipula si un único concejal puede conformar grupo. Así lo contempla el reglamento de organización, funcionamiento y régimen jurídico de las entidades locales. Si los ayuntamientos carecen de reglamento, la jurisprudencia dice que basta con un concejal para convertirse en grupo, según las fuentes consultadas. Muñoz desconocía la normativa al respecto y este periódico intentó sin éxito contactar con el secretario. En cualquier caso, según estas mismas fuentes, la asignación es para el grupo y no para el concejal y éste está obligado a presentar factura si así lo exigiera el consistorio o el Tribunal de Cuentas. El secretario provincial del PA, Ildefonso dell"Olmo, aseguró ayer en una rueda de prensa que su partido "ha llegado al límite de lo humano" para evitar que se produjese este desenlace y exigió a Montes de Oca que devuelva su acta de concejal. ¿Y si no la devuelve?. "No tendremos más remedio que aguantarnos", dijo. El tránsfuga andalucista aseguró que no renunciará al acta "que pertenece por ley al concejal" y que como mucho devolverá el carnet de militante, que tiene desde hace más de 15 años.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS