Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El GIL dice que reducir las competencias en urbanismo de Ceuta es inconstitucional

El Gobierno ceutí del GIL no ha acogido de buen grado la próxima reforma legal que restará a la ciudad autónoma competencias en materia urbanística. El presidente y líder local del partido de Jesús Gil, Antonio Sampietro, calificó ayer de "globo sonda" la previsible modificación de la Ley del Suelo y Valoraciones, anticipada por este periódico, que atribuirá al Ministerio de Fomento la capacidad de aprobar definitivamente los planes generales de ordenación urbana de Ceuta y Melilla. También Mustafa Aberchan, presidente de Melilla, se mostró contrario a esta medida y anunció que la recurrirá si el Gobierno continúa con la intención de llevarla adelante.Sampietro, que ha dejado en manos de sus abogados el tema, afirmó que este proyecto "raya la inconstitucionalidad". "Es de risa que el Gobierno esté ahora tan preocupado por los temas de Ceuta. Es una clara prevaricación al intentar quitarnos competencias que están claramente definidas en el Estatuto de Autonomía".

"Hay una mano negra en Madrid dispuesta a que el GIL no pueda desarrollar su programa, pero no lo vamos a consentir", continuó Sampietro, quien afirmó además que la medida está relacionada con el objetivo de su partido de presentarse a las próximas elecciones generales. "No ha sido una decisión muy inteligente. Es un mal momento para anunciar una proposición que le quita autonomía a Ceuta a cuatro meses de las elecciones. ¿Qué diría el señor Pujol si a alguien del Ministerio de Fomento se le ocurriera plantear una revisión de la Ley de Puertos y le quitara las competencias?"

Sampietro argumentó que la baza del GIL de Ceuta está en la "ilegalidad manifiesta" de la medida, por lo que el Gobierno de la ciudad autónoma se reserva el derecho de acudir a los tribunales. "Si no hay más remedio, lo haremos", dijo el presidente ceutí.

No es éste el único enfrentamiento entre el GIL y el Ejecutivo que dirige José María Aznar. Ayer mismo, el Consejo de Gobierno de Sampietro aprobaba una moción para solicitar el cese del delegado del Gobierno, Luis Vicente Moro, al que acusa de ir en contra del GIL y de actuar como un "comisario político" del PP. No es la primera vez que Sampietro pide el cese del delegado, pero ahora ha utilizado la formalidad de una institución como el Gobierno de la ciudad, mientras que antes lo había pedido en declaraciones a la prensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de septiembre de 1999

Más información

  • El Gobierno autónomo pide el cese del delegado