Castro pide al COI que investigue

Agencias

El presidente cubano, Fidel Castro, continuó en una segunda comparecencia ante la televisión nacional su defensa de los deportistas que dieron positivo con distintos dopajes en los pasados Juegos Panamericanos de Winnipeg y que protagonizaron diversos incidentes, al sentirse maltratados tanto en la ciudad canadiense como en los Campeonatos del Mundo de boxeo aficionado disputados en Houstón (Estados Unidos). Castro solicitó en esta ocasión a Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional (COl), que investigue los hechos ocurridos en ambas competiciones. Castro, especialmente, volvió respaldar de manera resuelta la inocencia del saltador de altura Javier Sotomayor, y calificó de "oprobioso asesinato moral" y de "infamia" la acusación de dopaje con cocaína que pesa sobre el plusmarquista mundial.

Castro se presentó de nuevo ante los medios informativos nacionales y extranjeros, a los que ya había presentado el día antes sus conclusiones, sin pruebas, de que todos los casos de dopaje de los atletas cubanos eran falsos. Castro expresó, en la segunda comparecencia, su total confianza en el COl y en la honradez de su presidente, y pidió una rectificación para los casos de los cuatro deportistas que fueron despojados de sus medallas en los Juegos Panamericanos.

También, respecto a lo ocurrido en los Mundiales dé boxeo; añadió: "Hemos reclamado ya a la Asociación Internacional de Boxeo la revisión del veredicto que arrebató las medallas de oro a los cinco atletas cubanos, igual que se hizo la misma noche con la decisión escandalosa del árbitro corrupto en el combate de Juan Hernández Sierra y el ruso Timor Gaidalov", indicó. "Demandamos que se devuelvan las medallas de oro ganadas limpiamente y arreba tadas mediante procedimiento criminal y cínico a Sotomayor, y a los levantadores de peso", sentenció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 04 de septiembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50