El PSPV califica de "ridículas" las ayudas de Ramón Llin a la sequía

El diputado del Grupo Socialista en las Cortes Valencianas Antoni Lozano calificó ayer de "ridículas" las ayudas arbitradas por la Consejería de Agricultura para paliar los efectos de la sequía en el campo valenciano. Lozano aseguró que la bonificación de un punto en el tipo de interés de los préstamos que soliciten los afectados por la falta de agua es del todo insuficiente y no contribuye a solventar los problemas. "Los préstamos no ayudan al agricultor que ha perdido una cosecha, ya que nada le garantiza que el próximo año pueda afrontar los pagos del dinero recibido. Además, los intereses son tan elevados que la bonificación de un punto que ofrece la Consejería de Agricultura es del todo insuficiente. María Ángeles Ramón-Llin se habrá quedado descansada", dijo Lozano en referencia a la consejera. Estas críticas se repitieron también desde la Unió de Llauradors-COAG, que afirmó que los préstamos, aun bonificados, "son pan para hoy y hambre para mañana" dada la dificultad de los agricultores afectados por una sequía para devolver los préstamos. "Las diferentes administraciones además de embaucar a la opinión pública con cifras engañosas, no hacen verdaderos esfuerzos inversores", señaló el secretario general de la Unió, Lucio Monteagudo, que apuntó que Agricultura debería haber bonificado los préstamos hasta que el interés resultante fuese cero. "La Generalitat ha sido rácana, ya que el Ministerio de Agricultura sí ha bonificado totalmente los créditos", dijo Monteagudo. La Unió ha apostado por que la Administración establezca un seguro de renta que compense de forma directa a los agricultores y ganaderos en el caso de la sequía, un supuesto que no está contemplado actualmente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 03 de septiembre de 1999.

Se adhiere a los criterios de