Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salt Lake City vuelve a abrir la caja de los escándalos de corrupción en el COI

La candidatura de Salt Lake City persigue al Comité Olímpico Internacional (COI). Meses después de restablecida la tranquilidad en el seno del máximo organismo deportivo, aparece un nuevo caso: el hijo de uno de los dirigentes más influyentes del COI, el surcoreano Un Yong Kim, mintió al FBI y se benefició de una tarjeta de residencia obtenida por métodos fraudulentos. Todo ello se hizo con vistas a favorecer a la candidatura de Salt Lake City. El canadiense Richard Pound, del Comité Ejecutivo del COI, comentó sobre este nuevo caso. "Parece un asunto serio".

El mes pasado, un empresario de Utah, admitió haber ayudado al joven Kim, que suele utilizar el nombre de John Kim, para obtener la residencia en Estados Unidos a través de un falso puesto de trabajo en su compañía. John Kim pudo entrar y salir de EE UU desde enero de 1995 a febrero de 1999. El empresario, David E. Simmons, un ex directivo de la compañía Keystone Communications, manifestó el pasado 3 de agosto ante una corte federal que él facilitó un falso puesto de trabajo en una de las sucursales de la compañía en Salt Lake City, con la intención de influenciar en el voto de su padre, miembro del Comité Ejecutivo del COI. Simmons, que había sido imputado de ciertos delitos fiscales relacionados con la candidatura, se aprestó a colaborar con el Departamento de Justicia e hizo estas revelaciones para evitar la cárcel. Consecuencia de ello, el pasado miércoles John Kim fue acusado de haber aceptado cerca de 22 millones de pesetas como parte de un falso puesto de trabajo en Keystone. Los investigadores aseguran que esa cantidad le fue reembolsada a la compañía por el Comité de la candidatura olímpica de Salt Lake City a través de una serie de contratos. John Kim se encuentra actualmente en Corea y no ha podido ser interrogado por la policía, que se personó en su domicilio de Long Island, donde todavía residen su mujer y sus dos hijos. La policía se presentó a primera hora de la mañana. "La policía se movió por la casa con sus pistolas y llegó a entrar en la habitación donde dormían sus hijos", señaló William Schechter, portavoz de la familia. "No puedo decir que fueran unas escenas terribles, pero sí que impactaron a la familia".Salt Lake City consiguió en 1996 la candidatura para organizar los Juegos de Invierno del 2002. Desde el pasado mes de diciembre dicha candidatura está sometida a una exhaustiva investigación para demostrar que se emplearon cerca de tres millones de dólares en atenciones y regalos a miembros del COI para influenciar en su voto. La investigación, una vez que se hicieron públicos los primeros datos, provocó un enorme escándalo que afectó a las estructuras del COI y terminó con la expulsión o dimisión de diez de sus miembros, además de dejar en entredicho la credibilidad de dicho organismo. Desde entonces, el COI ha tenido que modificar el sistema de designación de las sedes olímpicas, puesto ya en marcha a finales de julio con la votación de la sede de los Juegos de Invierno del 2006, que fue a parar a la localidad italiana de Turín.

El surcoreano Kim Un Yong fue investigado entonces por haber tenido relaciones con el comité organizador de Salt Lake City. Se le acusó en aquel momento de haber solicitado ayuda médica para una atleta rusa. Logró evitar la expulsión pero fue advertido de que ésta podía llegar a producirse si se demostraba que él tenía algún conocimiento de las actividades de su hijo. Un Yong Kim es miembro del COI desde 1986, y vicepresidente de dicho organismo desde 1992 a 1996 y actual miembro de la comisión ejecutiva. En su momento se le consideró como uno de los dirigentes mejor colocados para suceder a Juan Antonio Samaranch. El pasado 11 de junio, Tom Welch, el primer presidente del Comité Organizador de Salt Lake City, y principal responsable de haber puesto en marcha la cadena de sobornos de miembros del COI, declaró que Un Yong Kim no había participado ni aprobado ningún tipo de acuerdo sobre el empleo de su hijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de septiembre de 1999

Más información

  • El hijo de un alto dirigente tuvo un trabajo falso en EE UU para disfrutar del permiso de residencia