Ruiz-Gallardón paraliza 2.000 viviendas por el incendio del monte Abantos

El incendio del monte Abantos -450 hectáreas calcinadas por el fuego el pasado 20 de agosto- ha paralizado, de momento, el futuro crecimiento urbanístico de San Lorenzo de El Escorial (10.900 habitantes). El Ejecutivo que preside Alberto Ruiz-Gallardón (PP) tenía previsto ratificar el pasado 29 de agosto la aprobación definitiva del nuevo Plan General de San Lorenzo (con zonas recalificadas para levantar más de 2.000 viviendas), pero el fuego, que se inició junto a la finca Prado de la Era, una de las grandes parcelas donde el nuevo plan prevé levantar 800 casas, ha detenido inesperadamente el futuro de San Lorenzo de El Escorial.El presidente regional, ante la sospecha de que bajo las llamas pudiera haber algún tipo de interés especulativo, ordenó al vicepresidente y consejero de Urbanismo, Luis Eduardo Cortés, la paralización del futuro crecimiento urbano de San Lorenzo hasta que se aclaren las causas del incendio.

Más información

El Ayuntamiento de San Lorenzo intenta revisar su Plan General desde 1990. La localidad serrana se había quedado sin terreno donde construir y la demanda de pisos aumentaba continuamente. Pero la Comunidad rechazó en varias ocasiones unos planes que proyectaban triplicar la población con la construcción de 5.000 nuevas viviendas. El argumento regional siempre fue idéntico: la práctica totalidad del término municipal está protegida por su valor medioambiental.

Finalmente, las 5.000 viviendas que quería levantar el Ayuntamiento se redujeron a poco más de 2.000. La Comisión de Urbanismo, con los informes medioambientales favorables, dio el pasado 29 de julio su visto bueno. Ya sólo faltaba la ratificación del Consejo de Gobierno para que San Lorenzo tuviera su deseado plan. El 26 de agosto fue la fecha elegida para hacerlo. Pero cinco días antes, Abantos ardió. El anunciado plan urbano, por orden del Gobierno regional, queda en suspenso.

El alcalde de San Lorenzo, José Luis Fernández-Quejo, del PP, se mostró ayer molesto por esta situación. "Llevamos años esperando crecer. Ahora, Urbanismo ha paralizado la operación porque el fiscal cree que hay indicios de que el incendio fuese intencionado". PASA A LA PÁGINA 3

Obras Públicas estudia aprobar sólo los nuevos pisos previstos en zonas alejadas de Abantos

VIENE DE LA PÁGINA 1 José Luis Fernández-Quejo, regidor de San Lorenzo, señaló ayer: "Lo único que tengo claro es que los propietarios de la finca son los que tienen más interés que nadie en que sus terrenos no ardan. La razón es clara: ya tenían aprobada inicialmente la recalificación y sólo faltaba su ratificación por el Gobierno".

Fernández-Quejo reveló también que los propietarios del Prado de la Era han contratado vigilancia privada en la finca para evitar que puedan volver a repetirse los incendios. "En los últimos años se han producido dos fuegos en torno a estos terrenos. Hay que reconocer que son demasiados para que sean casuales", indicó.

Por su parte, la asociación ecologista Greenpeace estaba convencida ayer de que el Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobaría hoy mismo la recalificación de la finca Prado de la Era, precisamente cuando la Fiscalía de Medio Ambiente está investigando la relación entre el incendio forestal del monte Abantos y las presiones urbanísticas de la zona. Al conocer por este periódico la decisión del Ejecutivo de suspender la recalificación, un portavoz de Greenpeace mostró su satisfacción.

Conflictos vecinales

Para los ecologistas, la finca es el origen de una serie de conflictos vecinales que el pasado año desencadenaron dos incendios forestales a escasos metros de donde se originó el de este año.

El vicepresidente del Gobierno y consejero de Urbanismo, Luis Eduardo Cortés, negó ayer tajantemente que el Ejecutivo de Ruiz-Gallardón tenga intención de aprobar hoy la recalificación. "Es precisamente al contrario. No damos el visto bueno a la recalificación por culpa del incendio. La única manera de comprobar mis palabras es esperar a mañana [por hoy] y constatar que el asunto no va al Consejo de Gobierno".

Greenpeace, no obstante, asegura que presentará hoy una denuncia ante la fiscalía por la apertura ilegal de una red de pistas que podrían formar parte de la infraestructura vial de la futura urbanización que se construiría en caso de que se recalificara la finca Prado de la Era. Las pistas a las que se refiere la agrupación ecologista se encuentran en un robledal, considerado monte preservado por la Ley Forestal de Madrid, colindante con esta finca.

Cortés está estudiando aprobar el crecimiento urbanístico de San Lorenzo de El Escorial que no afecta a la zona colindante con el monte Abantos, de manera que sólo quedará en suspenso el nuevo barrio de 800 pisos del Prado de la Era.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de septiembre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50