Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aberchan alcanza un principio de acuerdo con el PIM y el PSOE

El presidente de Melilla, Mustafa Aberchan (CPM), y el líder del PIM, Enrique Palacios, alcanzaron anoche un principio de acuerdo para formar Gobierno juntos en la ciudad autónoma, un pacto que se intentará plasmar hoy mismo en un programa conjunto y en el reparto de áreas de poder y que cuenta con el beneplácito y la colaboración del PSOE.Palacios, tras reunirse con Aberchan, aseguró que da este paso "no por el reparto de la tarta", sino por la necesidad de dar "mayor estabilidad" al Ejecutivo, integrado actualmente sólo por los cinco diputados de CPM, desde que Aberchan decidió expulsar de su gabinete a los representantes del GIL.

Aunque CPM y el Partido Independiente de Melilla (PIM) se quedan lejos de la mayoría absoluta porque sólo suman ocho diputados en una Asamblea de 25, Palacios manifestó que con este pacto los otros partidos estarán obligados a "mover ficha". Poco antes de este anuncio, Aberchan había manifestado que encontraba "interés" tanto en el PSOE (dos diputados) como en el PIM para establecer un pacto de gobernabilidad. "Estamos de acuerdo en que en el futuro Ejecutivo debe hacerse un esfuerzo para que las siglas de los partidos que lo integren no tengan protagonismo", dijo el presidente de la ciudad autónoma, que resaltó también "el principio de no exclusión de ninguna fuerza", salvo el GIL.

El presidente de la gestora del PSOE, Rafael Villuendas, confirmó las "buenas intenciones" de Aberchan, que podría extender su probable alianza con el PIM a un pacto con los socialistas.

De ser así, el nuevo Gobierno de Melilla -CPM (cinco escaños), PIM (tres) y PSOE (dos)- bloquearía una hipotética moción de censura contra Aberchan por parte de PP (cinco diputados) y UPM (tres), una vez que el GIL (siete), fuerza más votada, ha sido relegado para cualquier acuerdo por el resto de las formaciones de Melilla.

Imbroda no se sumará

Finalmente, el presidente de Unión del Pueblo Melillense, Juan José Imbroda, rechazaba ayer pactar con Aberchan y volvía a destacar "el diálogo franco y cordial" mantenido con el GIL en una reunión por la mañana. Imbroda manifestó su "preocupación" por que el Gobierno melillense rija en minoría, y aunque reconoció que la presencia del GIL implica un problema de Melilla con el Estado, no descartó llegar "en el día de mañaña" a "coincidencias necesarias" para gobernar conjuntamente. Imbroda dio por "seguro" el pacto entre Aberchan y el PIM.Crispín Lozano, líder local del GIL, destacó tras la reunión con Imbroda el "fuerte acercamiento" entre ambas formaciones, ya que ambos están "en la oposición". Aberchan se puso esta semana como límite para negociar un equipo de Gobierno ampliamente mayoritario, pero tanto el PP como UPM le han negado su apoyo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de agosto de 1999