Borja Sitjà, director de programación del Odeón, sustituye a Xavier Albertí al frente del Grec

Una de las incógnitas del verano se ha resuelto. Borja Sitjà (Barcelona, 1956) es el nuevo director del Grec. Sustituye en el cargo a Xavier Albertí, quien ha estado al frente del Festival de Verano de Barcelona los últimos cuatro años. Sitjà, que es asesor artístico del Teatro Nacional de Cataluña, era actualmente el director de programación del Odeón de París, cargo que ocupaba desde que en 1990 asumió la dirección del teatro parisino Lluís Pasqual, con quien Sitjà ya había colaborado anteriormente en el Centro Dramático Nacional y en el Teatro María Guerrero, donde fue jefe de prensa.

Más información

"Los objetivos han sido cumplidos, y bien cumplidos", afirmó ayer Ferran Mascarell, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, para resumir los cuatro años de gestión de Xavier Albertí al frente del Grec. Según Mascarell, a Albertí se le habían pedido tres cosas cuando asumió el cargo. "Queríamos que fuera un festival de creadores y creación, un festival que mejorara la cooperación con el mundo empresarial privado tanto musical como teatral y un festival con raíces metropolitanas. Vistas en perspectiva estas cuatro ediciones, diría que se ha cumplido el encargo". Albertí también consideró cumplidas sus expectativas. "Lo que más me gusta es que no hemos tenido un festival intercambiable con cualquier otra ciudad del mundo porque el Grec sólo es posible en Barcelona", afirmó. Albertí explicó su renuncia voluntaria "a grandes nombres que se consiguen a base de talonarios y que contentan a un público cómodo" y su apuesta por un modelo en el que "el epicentro ha sido la creación". Destacó que el festival ha incentivado las nuevas generaciones de creadores locales, ha impulsado la danza y ha potenciado los montajes que rompían las fronteras entre géneros. Aunque Mascarell aplazó el debate sobre el futuro del festival a la inminente presentación, el próximo jueves, del nuevo director, adelantó que éste recogerá la herencia de Albertí porque "las grandes líneas de fondo ya están hechas". El nuevo objetivo, a su juicio, es conseguir que "dentro de pocos años, y el referente es el 2004, el Grec sea uno de los tres o cuatro mejores festivales de Europa. Tal vez alguien ya piensa que lo es, pero ahora nos lo tenemos que creer". En relación a los posibles cambios, el mismo Albertí reconoció que "posiblemente el Grec tiene que ser un poco más pequeño porque ahora puede parecer que hay una excesiva acumulación de espectáculos". Esta futura concentración del programa permitiría paliar, en palabras de Mascarell, "el déficit de información" del Grec que no tiene, a su juicio, la proyección internacional que merece, debido a la abundancia de la oferta. Estos serán algunos de los retos que asumirá Borja Sitjà, quien trasladará su residencia de París a Barcelona y aportará su experiencia y contactos internacionales. Sitjà, que ha sido contratado por tres años con posibilidad de renovación un cuarto año, es licenciado en Historia por la Universidad de Barcelona y su experiencia profesional se inició en 1977 cuando formó parte del equipo de dirección del Festival de Teatro de Sitges. Entre 1983 y 1985 fue director técnico adjunto del Centro Dramático nacional, y jefe de prensa del Teatro Nacional María Guerrero entre 1985 y 1989. También ha sido miembro del consejo de dirección de la Bienal de Venecia y asesor del director del Festival de Aviñón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 30 de agosto de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50