Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sociedad del estadio de La Cartuja negocia a marchas forzadas actividades para rentabilizarlo

Los gestores del estadio de La Cartuja, una vez salvada con éxito la cita con los Campeonatos del Mundo de Atletismo, trabajan contra reloj para buscar alternativas que ayuden a rentabilizar el recinto sevillano, una vez fracasada la estrategia del estadio único, que pretendía implicar en el uso a los dos clubes de fútbol, Sevilla y Betis, a la par. Casi descartada esta idea, la sociedad negocia con el equipo más predispuesto, el Sevilla, un calendario de partidos oficiales para esta temporada, que dé sentido deportivo a una obra de incierto futuro, que ha costado cerca de 20.000 millones de pesetas.

El futuro del estadio de La Cartuja se vislumbra repleto de incertidumbres, tras la celebración de los Mundiales de Atletismo. Más allá de esta cita y de eventos ocasionales, la sociedad Estadio Olímpico (EOS) apenas ha logrado cerrar un calendario de actividades de carácter continuista, que dote de sentido el tercer estadio de la capital andaluza. Y no es sólo una cuestión de contenidos, sino también de rentabilidad. Desde el punto de vista económico, la gran inversión realizada en el estadio, que ha superado las previsiones iniciales y ronda los 20.000 millones de pesetas, se justificó con la idea del estadio único, un recinto deportivo que se utilizaría al alimón por Betis y Sevilla. Las negociaciones para ello, sin embargo, no prosperaron. El progresivo alejamiento del Betis, que está renovando su propio estadio -el Benito Villamarín-, ha ido aparejado del creciente interés sevillista, como evidencia su mayor participación económica en el capital social del estadio y las negociaciones que iniciará en los próximos días con la sociedad para fijar un calendario de partidos de competición oficial a celebrar en La Cartuja durante esta temporada. El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, confía aún en que pueda enderezarse la negociación con el Betis. "Los contenidos básicos del estadio pasan por contar con los clubes de fútbol", dijo ayer. También el presidente de la sociedad, Joaquín Blanco, cree que se podría reconducir la situación para que "por lo menos uno de los dos equipos haga de La Cartuja su casa", aunque no renuncia a implicar al club bético. PASA A LA PÁGINA 4

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de agosto de 1999

Más información

  • El coste final del recinto deportivo roza los 20.000 millones de pesetas