Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcan, Pechiney y Alusuisse negocian crear el primer grupo mundial del aluminio

Tres de las grandes compañías productoras de aluminio -la francesa Pechiney, la suiza Alusuisse-Lonza y la canadiense Alcan- negocian unir sus fuerzas para constituirse en el primer fabricante mundial del sector. La operación permitiría a los nuevos socios sumar una cifra de negocios de 20.000 millones de euros (3,32 billones de pesetas) y superar al actual líder, la estadounidense Alcoa. Las tres compañías, cuyo valor en Bolsa se eleva a 2,9 billones de pesetas, se han dirigido ya a la Comisión Europea para que analice si la fusión puede crear problemas de competencia.

Tanto la Bolsas como los analistas del sector acogieron ayer la confirmación de las negociaciones para la fusión con vivo interés, pese a que se desconocen los detalles del proyecto y las compañías consideran prematuro hablar de pacto. "En el actual estadio de las conversaciones es imposible decir si las discusiones terminarán en acuerdo", indicaron fuentes de Pechiney. En los mismos términos se pronunciaron Alusuisse-Lonza (Algroup) y Alcan.Sin embargo, según el diario Wall Street Journal, que ayer desveló las negociaciones, éstas podrían desembocar en un acuerdo esta misma semana. Según fuentes próximas a las compañías implicadas, Alcan tendría el 44% de la nueva empresa; Pechiney, un 29% y Algroup, el 27%. Sólo Alcan conservaría su nombre y la denominación en la Bolsa.

El acuerdo alumbraría un grupo con una facturación de 20.000 millones de euros, superior a la de su directo rival, la estadounidense Alcoa, con unas ventas de 13.950 millones. El año pasado, Alcoa se anticipó al proceso de concentración en el sector con la compra de la empresa pública española Inespal por más de 63.000 millones de pesetas.

El trío Pechiney-Alcan-Algroup, que persigue un acuerdo de este tipo para reducir costes, tiene capacidad para producir 2,6 millones de toneladas métricas de aluminio al año, un 10% del total en el mundo, ligeramente por encima de Alcoa.

Pechiney es el tercer productor mundial de aluminio, detrás de Alcoa y Alcan, y ha renunciado recientemente a la mayor parte de su negocio en el área de embalajes para concentrarse en la producción. El grupo francés factura 9.800 millones de euros (1,6 billones de pesetas) y tiene 40.000 empleados, mientras que Alcan vende por valor de 7.200 millones de euros (1,19 billones de pesetas) y emplea a 33.000 asalariados. Alusuisse, que estuvo en negociaciones con el grupo alemán Viag para crear el quinto grupo del sector, registra una cifra de negocios de 5.500 millones de euros y prevé vender toda su actividad química.

Reducción de costes

Además de intervenir en la construcción, el embalaje, el equipamiento doméstico y los aparatos eléctricos, los tres grupos han entrado en la fabricación de automóviles y la aeronáutica. Dada la concentración del sector, en el que los seis primeros grupos producen el 40% del aluminio mundial, el proyecto de fusión está sujeto al visto bueno de las autoridades europeas y estadounidenses de la competencia. Un portavoz de la Comisión Europea aseguró ayer que las tres compañías se dirigieron el pasado 4 de agosto a Bruselas en busca de consejo sobre la operación, informa Reuters.En cualquier caso, la cotización de las acciones de los tres grupos aumentó ayer, inmediatamente después de conocerse el proyecto, que se produce en un momento en el que el precio del aluminio se incrementa sensiblemente en el mercado internacional, tras un periodo de depresión sostenido. Pechiney y Algroup llegaron a ganar un 4,8% durante la jornada, y Alcan, cuyos resultados han caído un 50% en el primer semestre, un 3,73% en Wall Street.

Los analistas destacaron ayer que la unión de las tres grandes, por muchos problemas que encuentre en lo que respecta a la unificación de distintos modelos de gestión, puede resultar muy provechosa en términos de reducción de costes. Además, descansa sobre una gran complementariedad geográfica. Los tres socios están presentes en sus mercados domésticos y en otros tan dispares como Australia, Noruega, Suiza, Brasil, Jamaica, Irlanda, Grecia y Reino Unido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de agosto de 1999

Más información

  • Las empresas fusionadas valdrían en Bolsa 2,9 billones y facturarían 3,32 billones de pesetas