Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta Electoral de Melilla devuelve a los socialistas el escaño de la "tránsfuga" Mohamed

La tránsfuga Malika Mohamed se ha quedado, al menos de momento, sin escaño en la Asamblea de Melilla. La Junta Electoral de Zona ha decidido en una reunión de madrugada que no existe posibilidad de marcha atrás en su dimisión y ha acreditado como nuevos diputados a los números 3 y 4 de la candidatura del PSOE, Javier de Pro y Rafael Hernández. El presidente de la ciudad autónoma, Mustafa Aberchan, que ve acercarse así la moción de censura que le prepara la oposición por haber constituido un Gobierno de alianza con el GIL, anunció que su partido, Coalición por Melilla, recurrirá hoy mismo ante la Junta Electoral Central, y se resiste a convocar un pleno para la toma de posesión de los nuevos diputados.

La Junta Electoral de Melilla decidió por tres votos a uno acreditar a De Pro y Hernández en una reunión convocada con carácter urgente a las doce de la noche a petición de los representantes del PSOE y PP. Sus integrantes habían tenido oportunidad de tomar esta misma decisión horas antes, pero sorprendentemente el representante del PSOE se abstuvo en la votación y el presidente hizo valer su voto de calidad para aplazar la decisión hasta el lunes. El PSOE reconoció su error minutos después, y tras una reunión entre el letrado que le representa y el presidente de la gestora socialista en Melilla, Rafael Villuendas, decidieron pedir el apoyo del PP y solicitar una nueva convocatoria urgente.Pasadas las tres de la madrugada, la Junta Electoral de la Zona de Melilla consideró que la dimisión de la ex socialista Malika Mohamed -quien tras pretender anular su renuncia pretendía pasarse al Grupo Mixto- es irrevocable, de acuerdo con el artículo 18 del Reglamento Orgánico de la Asamblea de la Ciudad Autónoma, porque la Mesa de la Cámara llegó a aprobarla -el 27 de julio- y porque la información de tal dimisión al pleno es sólo un trámite para dar cuenta.

Las acreditaciones como diputados a De Pro y Hernández vuelven a dar mayoría en la Asamblea a la oposición, con lo que queda abierta la posibilidad de una moción de censura contra Mustafa Aberchan. En este escenario, el presidente de la ciudad se resiste a convocar el pleno para que los sustitutos de Román Dobaño y Malika Mohamed tomen posesión. Esperará a conocer el dictamen que ha encargado al secretario general de la Asamblea, pese a que no tendrá carácter vinculante. Coalición por Melilla, además, presentará hoy mismo un recurso ante la Junta Electoral Central y está dispuesta incluso a acudir a la vía contencioso-administrativa si éste fuera desestimado. Aberchan cuestiona la independencia de la Junta de Melilla, porque, en su opinión, "ha sido asaltada" por el PSOE y el PP. Este organismo se compone de cinco miembros, tres judiciales -uno de ellos ausente por vacaciones- y dos políticos. En las dos sesiones celebradas la tarde del martes y la madrugada de ayer el único voto a favor de que Mohamed mantuviera el escaño fue el del presidente, el titular del juzgado de instrucción número 2, José María Moreno. El magistrado reconoció que la posibilidad de que un diputado pueda retractarse de su dimisión es "un asunto muy confuso" en el que caben "muchas interpretaciones", y recordó que existen sentencias contradictorias del Tribunal Constitucional. La cuestión, indicó, radica en si en Melilla prevalece el reglamento general de las corporaciones locales, que determina que la dimisión no es irrevocable hasta que se produzca en un pleno, o el Reglamento Orgánico de la Asamblea de la Ciudad Autónoma, que en su artículo 18 establece que "la renuncia se formulará ante la Mesa", órgano éste que no existe en los ayuntamientos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de agosto de 1999

Más información

  • El presidente de la Asamblea anuncia que recurrirá y se resiste a convocar el pleno