_
_
_
_

El nuevo "hombre fuerte" de Convergència en Lleida, Josep Grau, inicia una profunda renovación del partido

Convergència Democrática (CDC) en Lleida ha iniciado una profunda renovación de sus órganos directivos y en algunas de las instituciones gobernadas por CiU con el fin de consolidar sus posibilidades electorales en las elecciones autonómicas. El proceso de reestructuración comenzó ayer con el nombramiento del actual alcalde de Ponts y parlamentario, Estanis Felip, como delegado de la Generalitat en Lleida. La elección de Felip, en sustitución de Josep Giné, ahora portavoz del grupo municipal de CiU en el consistorio leridano y vicepresidente de la Diputación, ha significado su rehabilitación política tras haber sido defenestrado en 1992 como presidente de la intercomarcal de CDC tras un fuerte enfrentamiento con Josep Grau, alcalde de Mollerussa y presidente de la Diputación. Éste, que curiosamente ha sido ahora su principal avalador, ha conseguido erigirse como el hombre fuerte del partido en la demarcación, tras haber ganado el pulso que ha mantenido en los últimos años con el consejero de Agricultura, Francesc Xavier Marimón, por hacerse con el control del partido. Este primer cambio en las instituciones leridanas obligará a realizar otras modificaciones. La más inmediata afectará al propio Grau, que dejará la presidencia de la Diputación en el momento en que sea designado para encabezar la lista de CiU en las autonómicas. Su sustituto será con toda seguridad Josep Pont, alcalde de Bellpuig. Grau ha sido la persona designada por Jordi Pujol para dirigir el proceso de renovación. Marimón, candidato en 1995, ha perdido toda influencia en el organigrama local de CDC al no haber aceptado ir de número dos y por las críticas que ha generado su gestión en muchos sectores agrarios, especialmente durante la crisis del porcino y los incendios forestales. Según fuentes del partido, Marimón podría ocupar un escaño en Madrid. Con la vista puesta en los comicios de otoño, CDC reforzará su candidatura en Lleida. El primer paso ha sido el fichaje de Xavier Coll, presidente de la Comunidad General de Regantes del Canal d"Urgell y de la Cooperativa de Ivars. Coll, que probablemente ocupará el segundo puesto de la lista, también recibió una oferta del candidato socialista, Pasqual Maragall. La reestructuración también alcanzará de lleno a la dirección de CDC, donde el presidente de la Federación Intercomarcal, Isidre Gavín, caído en desgracia, podría ser sustituido por Francesc Ballabriga, hombre de confianza de Josep Grau.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_