Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serafín Castellano se compromete a construir la Ciudad de la Justicia

Viejas ideas para departamentos nuevos. El primer consejero de Justicia de la historia de la Generalitat, Serafín Castellano, adelantó ayer las líneas maestras de su mandato, ejes sobre los que ya giró el trabajo de sus antecesores: nuevas infraestructuras e informatización de todos los órganos judiciales valencianos. Castellano se comprometió ante el presidente del Tribunal Superior, Juan Luis de la Rúa y el fiscal jefe, Enrique Beltrán, con quienes se entrevistó, a construir la Ciudad de la Justicia

Ambos aprovecharon la reunión para solicitar a Castellano un esfuerzo económico para con la Administración de Justicia. Se "debe incrementar el presupuesto", aseguró de la Rúa. "Esta administración ha sido siempre la más maltratada" en el plano económico, declaró Beltrán al término de la reunión, primera de las que se celebrarán periódicamente a la vuelta del verano. Castellano centró durante el encuentro sus objetivos, que pasan por construir y "ampliar las instalaciones necesarias para dar un buen servicio y respuesta a las demandas de infraestructuras judiciales en la Comunidad Valenciana". Por ello, el consejero anunció, una vez concluya el plan de infraestructuras judiciales iniciado la legislatura anterior, el diseño de un segundo proyecto. Antes, no obstante, Castellano espera adelantar en la medida de lo posible el inicio de las obras en tres puntos: Valencia -las obras de la Ciudad de la Justicia comenzarán en breve tras obtener la licencia de obras-, Carlet (construcción de otro palacio de Justicia) y Vinaròs, donde se levantará un nuevo edificio para los juzgados del Baix Maestrat. Castellano explicó a de la Rúa y Beltrán sus proyectos para informatizar los juzgados o sus áreas de competencia. Por otra parte, Beltrán anunció que la Fiscalía podría actuar de oficio contra los pescadores de El Palmar, al entender que incurren en un delito de desobediencia al dilatar la entrada de cinco mujeres en su cofradía. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se mostró ayer satisfecha con la advertencia que le lanzó la Audiencia a los pescadores el viernes, lo que demuestra que el Ayuntamiento "no se entrometió en las competencias judiciales", informa Felip Pinazo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de agosto de 1999

Más información

  • El consejero se reúne con el presidente y el fiscal del Tribunal Superior