Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno anuncia que recurrirá la ley de selecciones deportivas catalanas

El Gobierno sólo ha tardado 24 horas en anunciar un posible recurso de inconstitucionalidad contra la ley de selecciones deportivas catalanas, aprobada el miércoles por el Parlamento autonómico y que puede llevar a que "España compita contra una parte de España", según el ministro de Educación y Cultura, Mariano Rajoy. La Generalitat considera que el texto no vulnera la Carta Magna.

Junto al anuncio del recurso, el ministro criticó al PSOE por haber votado a favor de la ley catalana mientras que se opuso a una norma similar en el País Vasco y hay una propuesta para impulsarla desde la Junta de Andalucía, gobernada por el PSOE. El secretario general socialista, Joaquín Almunia, aseguró que no conocía todavía el detalle de la norma catalana, pero pidió al PP que no haga "demagogia antinacionalista". "La única representación a nivel internacional y oficial es la selección nacional", dijo Rajoy, que alertó de la posibilidad de que se caiga en un rotundo ridículo si cada comunidad autónoma empieza a promulgar normas deportivas de este tipo, por lo que pidió "sensatez, sentido común y responsabilidad". "España no puede ir contra sí misma", precisó.El texto catalán, aprobado por todos los grupos políticos menos el PP, habla de competiciones "supraautonómicas", en lugar de internacionales, para evitar que la norma sea recurrida ante el Tribunal Constitucional por cuanto que la competencia exclusiva en materia internacional recae en el Estado, según el artículo 149.1.3 de la Carta Magna.

El hecho de que los socialistas apoyaran esta ley promovida por CiU en Cataluña sirvió ayer a distintos portavoces gubernamentales para que atacaran con dureza al PSOE, que fue tachado de "incoherente". La acusación proviene de la siguiente relación de hechos: En el País Vasco, ante una norma muy similar, el PSOE se opuso; en Andalucía, la impulsa a través del Gobierno que preside el socialista Manuel Chaves, aunque todavía no ha pasado la fase de mero anuncio; también se proponen impulsarla en Baleares, y ahora en Cataluña la acaba de apoyar.

El portavoz del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, decidió también contestar a las críticas del PP con invectivas sobre "lo mucho que se tienen que hacer perdonar los populares por haber claudicado, que no negociado, con los nacionalistas". Además, para Rubalcaba, este tipo de leyes son el "reflejo del Estado de las Autonomías". Los socialistas quieren dar por sentado que la selección nacional es única, y así se pone y se pondrá de manifiesto en competiciones internacionales, aunque es normal que haya federaciones regionales y autonómicas que compitan entre sí.

El consejero de Presidencia de la Generalitat, Xavier Trias, se apresuró a responder a este anuncio del Gobierno al indicar que, si finalmente interpone un recurso, El Ejecutivo "se encontrará con que perderá". Trias está convencido "de que es una ley que no puede evitar" el Gobierno. Según Trias, al Ejecutivo de Aznar la posibilidad de que haya selecciones catalanas "le produce un cruce de cables monstruoso", ya que el Partido Popular "no acaba de entender la realidad plurinacional del Estado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 1999

Más información

  • El Ejecutivo catalán considera que el texto es constitucional