La izquierda pide que el Parlament apruebe la ley de tenencia de perros

El Partit dels Socialistes (PSC), Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V) y Esquerra Republicana (ERC) coincidieron ayer en reclamar que el Parlament apruebe la proposición de ley que regula la propiedad de razas de perros consideradas peligrosas. La aprobación de esta ley, que ya está redactada y tiene el consenso de todos los grupos, depende únicamente de que se incluya en el orden del día del pleno de la Cámara. Convergència i Unió (CiU) y el Partido Popular (PP) sumaron sus votos para que el pleno del día 28 se limite a abordar la ley del deporte o de apoyo a las selecciones catalanas. No obstante, los dos partidos aceptaron el miércoles dos puntos más: la armonización de la ley de la propiedad forestal y la sustitución de un miembro de la Corporación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV). El portavoz del Grupo Socialista, Higini Clotas, aseguró ayer que la muerte de una niña el pasado jueves después de ser atacada por un perro rottweiler pone de manifiesto una vez más la necesidad de que existan leyes que controlen la tenencia de estos animales. El texto de la ley pendiente de aprobación establece para los perros considerados peligrosos la obligación de que vayan atados y con bozal en los espacios públicos, impide que puedan llevarlos los menores de 16 años y exige que los sitios donde residan tengan determinadas medidas de seguridad. La ley considera perros peligrosas a las razas bull-martin, doberman, dogo argentino, dogo de Burdeos, fila brasileño, mastín napolitano, pit-bull, de presa canario, rottweiler, staforshire y tosa japonés. Además de legislar sobre estos animales, la ley considera peligrosos todos los animales que hayan sido entrenados para atacar o defender, además de los que ya hayan causado incidentes en el pasado. La izquierda ya había exigido anteriormente la celebración de un pleno para aprobar todas las leyes pendientes, entre ellas la de tenencia de perros, así como otra sesión para debatir la gestión del presidente de la Generalitat, Jordi Pujol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de julio de 1999.