Tribuna:Tribuna
i

Seminario

Me entero por EL PAÍS de que se ha desarrollado en Madrid un seminario sobre la OTAN, enigmático, clandestino supongo, convocado en los zulos oceánicos heredados del capitán Nemo. Por los personajes que aparecen en la fotografía, asistieron, supongo que entre otros, los que bombardearon Yugoslavia desde el living room de sus casas o desde los despachos de la OTAN. Me hubiera encantado asistir para que me explicaran si la OTAN se disolverá cuando caiga Milosevic o si irán a por otro tirano. El encuentro sirvió para que Solana siguiera en su papel de personaje de Tennessee Williams, de esos que no quieren enterarse de que no son lo que creen haber sido ni lo que son. Recientemetne le oí decir, gracias a una entrevista propicia y amiga, que si se dejara, los albanokosovares le pasearían en hombros.Otra es la opinión sobre el todavía secretario general de la OTAN expandida por buena parte de la aldea global, opinión amistosamente silenciada en los medios de comunicación españoles porque aquí todos nos conocemos y sobre todo conocemos a aquel Solana encantador, anterior al infausto momento en que le hicieron creer que gracias a él la OTAN se convertiría en la Unicef y se predispuso a interpretar el romance de Rose Marie con la secretaria de Estado de USA, a la que jamás le había cantado mozo tan apuesto. Supongo que en ese seminario clandestino sobre la OTAN se habrá informado sobre la situación real en Kosovo, bastante diferente del cuento de hadas contado por Javier Solana, situación que ha desaparecido de las primeras páginas porque hasta que no caiga Milosevic la victoria es incompleta, pero en cuanto caiga, todos saldrán de los seminarios secretos de la OTAN a pregonar que la historia les ha dado la razón.

Que caiga Milosevic y que Rusia se convierta al atlantismo, mensaje de la Virgen de Fátima hasta ahora secreto. Rusia es un Estado subvencionado por créditos occidentales, donde la miseria capitalista ha superado a la escasez y la probreza socialista, triste herencia del comunismo, sancionan las derechas, implacable aportación del capitalismo dicen las izquierdas. ¿Cómo saberlo? Asistiendo a los seminarios de la OTAN. Pero es que no nos dejan entrar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 18 de julio de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50