Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Desmoches son

Me quitó la palabra hace unos días Ismael Sánchez diciendo lo buenas que son las podas de los árboles de acera para dar sombra. Los desmoches, pues eso son y no poda, privan de oxígeno y frescura a la ciudad. Además, muchos árboles mueren y no los sustituyen por otros. Y otros recién plantados mueren a los pocos meses porque no los riegan y las hojas que salieron en primavera no se alimentan de las raicillas, que no han crecido, sino de la savia acumulada en su tronco. Por eso es aún peor despuntarlos al plantarlos.Dos ejemplos de eso los tengo cada año en dos alcorques de la calle de la Princesa, frente a El Corte Inglés. Cada año plantan dos plátanos y cada año, en junio, se secan porque las contratas privadas de jardinería en ningún barrio de Madrid cumplen su contrato con el Ayuntamiento. En ese contrato pone que deben regar los alcorques cada semana en verano y cavar y abonar su tierra cuatro veces al año. Ahí hay una estafa al Ayuntamiento y a los ciudadanos, porque yo no he visto hacer eso nunca. Y los únicos que ganan son los viveros. También quería avisar de que en el Jardín Botánico, a finales de septiembre, habrá 18 plazas en un curso de poda de árboles ornamentales. La verdad es que el Ayuntamiento o las contratas debían pagar un curso así para al menos 50 jardineros madrileños, que podarían poco y bien, como debe ser.-

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS