Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Grupo Independiente Liberal controlará el urbanismo y el puerto de Melilla

El presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Mustafa Aberchan, y el Grupo Independiente Liberal (GIL) alcanzaron anoche un "principio de acuerdo" por el que el partido que preside Jesús Gil y Gil gestionaría las Consejerías de Obras Públicas y Urbanismo, la de Turismo y la de Seguridad Ciudadana. Además, controlaría la Autoridad Portuaria y la Sociedad Estatal de la Vivienda y el Suelo (Emvismesa), según anunció su candidato, Cris Lozano. Sin embargo, Aberchan precisó que el área de Seguridad Ciudadana depende de la Presidencia. Lozano, quien también se convertiría en vicepresidente primero del Gobierno de Melilla, indicó que estas consejerías, que se concretarán hoy, son "fundamentales" para "desarrollar el programa del GIL". Según explicó, en la reunión que su grupo mantendrá hoy con Aberchan se determinará el reparto de las consejerías y se "hablará de otras áreas con las que es necesario coordinarse para que se desarrolle el conjunto de la ciudad".

Rechazo del PIM Por su parte, el candidato del Partido Independiente de Melilla (PIM), Enrique Palacios, indicó a la salida de la reunión que tuvo con Aberchán que todavía no existe "ningún compromiso" para gobernar junto al GIL y Coalición por Melilla y que va a ser "muy difícil" alcanzarlo, ya que Palacios y Aberchán no se ponen de acuerdo en el reparto de áreas, aunque mañana volverán a reunirse.

En este sentido, Palacios advirtió que su formación no a va entrar en el Gobierno "a cualquier precio". "El PIM no tiene ningún interés en formar parte de un Gobierno con un presidente que no hemos votado y si entráramos a gobernar sería para darle estabilidad a la ciudad y dejar de ser el centro de atención de toda España, pero eso no se puede hacer a cualquier precio", dijo.

El PIM, según explicó su presidente, reclama una representación en el Gobierno en la ostente una "participación digna" de acuerdo con su representación parlamentaria. Así, Palacios dijo que si hoy no alcanza un acuerdo sobre la última propuesta que ha dejado su partido sobre la mesa de Aberchán, el PIM "hará una oposición constructiva".

Lozano, por su parte, dijo que la propuesta del PIM es "muy ambiciosa" y no es "asumible" y que el partido de Palacios "no es imprescindible".

Por último, Aberchán afirmó sin referirse a ningún partido concreto que "la Presidencia no va a consentir bajo ningún concepto el chantaje político". "Preferimos irnos a casa a que alguien se crea imprescindible y a partir de ahí se haga una política no buena para los melillenses", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de julio de 1999