EL JUICIO DEL 'CASO BANESTO'

Los peritos de Pérez Escolar le exculpan en Carburos y niegan que Euman sea de Conde

El perito de parte Jesús Quintás, propuesto por la defensa del acusado Rafael Pérez Escolar y que también realizó un informe para Eugenio Martínez Jiménez, exculpó ayer a Pérez Escolar en la llamada Operación Carburos, donde, según dijo al tribunal, no halló la más mínima evidencia de la participación del acusado. También le exculpó en Oil Dor. Al abordar las relaciones entre Euman Valyser y Mario Conde,el perito economista dijo que salvo al comienzo, con el apoyo de 504 millones procedentes de sociedades de Conde a Euman, no había conexión alguna.

El perito Quintás explicó que Pérez Escolar había "echado una mano, como suele hacerse en el terreno profesional todos los días, con la redacción de un proyecto de recibo para enviar a Air Products; eso fue todo, no hay evidencia alguna de que tuviera un interés económico en la operación". El perito se refería a un proyecto de recibo, solicitado por Air Products, tras pagar 1.344 millones de pesetas (18,6 millones de francos suizos) por una opción del 5,9% del capital de Carburos Metálicos que le vendió Banesto. El dinero se pagó en Suiza, a petición del ahora acusado Arturo Romaní, tras mantener una reunión con un alto ejecutivo de Air Products en Madrid, en la que también participó Pérez Escolar.

Al pedir un recibo por el pago, Pérez Escolar redactó un texto que nada tenía que ver, según la multinacional, con la realidad de la operación. Pérez Escolar proponía un recibo en el que un bufete de abogados de Zúrich, Homburger Achermann, renunciaba a ejercer unos presuntos derechos sobre acciones de Carburos Metálicos a cambio de los 1.344 millones de pesetas. Air Products rechazó el recibo porque el citado bufete no había tenido intervención alguna en la operación y, por tanto, no tenía capacidad para renunciar a la mencionada opción.

Pero, según la investigación y las declaraciones en el juicio oral, Pérez Escolar conocía perfectamente la trama de la operación. La idea era desviar el dinero a Suiza, como ocurrió, a través de un banco suizo, el NMB Bank, que a su vez recibió instrucciones de un hombre, Peter Widmer, que trabajaba en dicho banco -era el vicepresiden-te- para Jacques Hachuel y que sí era abogado, ya que formaba parte del bufete Homburger Achermann. Esta trama se usó para apropiarse del dinero.

Quintás exculpó generosamente a Pérez Escolar -que ha pagado este peritaje de parte- y lo mismo hizo con las relaciones entre Euman-Valyser y Mario Conde.

Quintás se quedó algo perplejo cuando la letrada de Banesto le pregunó si conocía la sociedad Heisenberger, domiciliada en Liechtenstein. El tribunal dijo que podía ser una pregunta capciosa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de julio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50