Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda se divide en Villaconejos y Villarejo

El pacto general PSOE-IU para cerrar el paso al PP a las alcaldías de la región se puede resquebrajar en dos municipios debido a la enemistad personal de los candidatos de izquierdas. Estas posibles excepciones son las de Villarejo de Salvanés (5.435 habitantes) y Villaconejos (2.850 habitantes). El asunto no acaba ahí, la compleja situación de estas dos localidades puede derivar en pactos de la izquierda con el Partido Popular. En las elecciones de Villarejo de Salvanés, la lista más votada fue la del PSOE, que obtuvo cinco ediles, frente a los cuatro de IU y otros tantos del PP. El número uno de la lista de IU, José Mayor, debería apoyar a su homólogo socialista para lograr un gobierno de mayoría absoluta, pero se niega a hacerlo. El futuro político de esta localidad es una incógnita, y cabe la posibilidad de que salte la sorpresa e IU se alíe con el PP para arrebatar la alcaldía al PSOE.

El mismo caso, pero a la inversa, se da en Villaconejos, donde la lista más votada ha sido la de IU. En las elecciones del 13 de junio obtuvo cuatro ediles, frente a los tres del PSOE, los dos del PP y los dos independientes. Con el apoyo de los socialistas, IU podría gobernar en mayoría absoluta, pero la rivalidad entre los candidatos deja en suspenso la coalición. Los independientes se perfilan aquí como los concejales clave, los que con su apoyo pueden dar la alcaldía a uno u otro.

En Brunete (4.354 habitantes) todo está en el aire. Las combinaciones para formar un gobierno en coalición son múltiples, pero complejas por las rencillas políticas. El PP fue el partido más votado, con cuatro ediles. Le siguió la Agrupación Independiente por Brunete, liderada por el polémico alcalde Julio Fernández, con tres concejales. El PSOE sacó dos; IU, uno, y el CDS-Unión Centrista, otro. La posibilidad de establecer pactos entre partidos es lejana, y lo más probable es que el PP gobierne en minoría.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de julio de 1999