Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat adjudica el proyecto de tranvía de Nou Barris en contra del Ayuntamiento

El Gobierno catalán dio ayer un nuevo paso en la guerra del metro al adjudicar la redacción del proyecto del tranvía de Nou Barris, contra la opinión del Ayuntamiento de Barcelona. El plan, sin embargo, cuenta con la aceptación de los vecinos, convencidos de que más vale pájaro en mano que metro volando. El proyecto estará redactado en un plazo de cuatro meses.

En la última reunión de técnicos de la Autoridad del Transporte se había llegado a un acuerdo sobre qué obras había que ir redactando. Se pactó, según diversas fuentes, trabajar en aquellas en las que había acuerdo, entre las que no estaba el tranvía de Nou Barris. La adjudicación ayer por parte del Departamento de Política Territorial de la elaboración del proyecto dejó atónito al gobierno municipal, cuyos miembros declinaron hacer declaraciones al respecto. El acuerdo sobre el tranvía incluía una cláusula según la cual sólo se actuaría en la obra si ésta no significaba un impedimento para la futura construcción de un metro de verdad (el Gobierno catalán se refiere al tranvía siempre como metro ligero). Estas condiciones no se cumplen de momento, según los técnicos municipales. El Ayuntamiento de Barcelona cree que el acuerdo de los vecinos se debe a que éstos creen que si no logran ahora el tranvía se quedarán sin nada. Por el contrario, el municipio sostiene que esta obra es la garantía de que el metro de Nou Barris dejará de ser prioritario. El proyecto cuya redacción fue adjudicada ayer es para la construcción de un tranvía que enlace Trinitat Nova con Can Cuyàs (una especie de nueva Ciutat Meridiana construida en Montcada). La inversión prevista se sitúa en una cantidad que oscila entre los 5.000 y los 6.000 millones de pesetas para construir una línea de "metro ligero" con vehículos cuya capacidad se sitúa entre 1.000 y 1.200 pasajeros por hora. El trayecto, si finalmente el proyecto se lleva a cabo, tendría cuatro estaciones: Trinitat Nova, Torre Baró-Vallbona, Ciutat Meridiana y Can Cuyàs, ya en el término municipal de Montcada i Reixac. El servicio está previsto con una frecuencia de cada cinco minutos, equivalente a la que tiene en estos momentos la línea 4 de metro. La redacción del proyecto ha sido encargada a dos empresas: Europroject y Artdenuy Ingeniería. Esta última es una unión temporal de empresas. El Departamento de Política Territorial adjudicó también obras en el aparcamiento de Valldoreix, junto a la estación de los Ferrocarrils de la Generalitat, y trabajos de mejora en la estación del metro de Fontana (línea 3) que permitan, entre otras cosas, el acceso en ascensor a los andenes para las personas de movilidad reducida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de junio de 1999

Más información

  • Los vecinos apoyan la realización de la obra