Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia transportó 6,8 millones de viajeros hasta abril, por debajo de las previsiones

La compañía Iberia ha transportado hasta abril 6,8 millones de pasajeros, lo que supone un crecimiento del 3,4% respecto al mismo periodo de 1998. Sin embargo, esta cifra está por debajo de las previsiones, según la SEPI. Con el objetivo de recuperar clientes e imagen, la compañía ha elaborado un plan de incentivos a los trabajadores que asimila los modelos desarrollados con anterioridad por aerolíneas de EEUU y Europa. Los socios institucionales de Iberia evalúan de forma "muy positiva" el futuro de la compañía.

, Los datos sobre el número de pasajeros han hecho sonar la voz de alarma, aunque ni la compañía, ni su propietaria, la SEPI, quieren hacer una valoración definitiva hasta finales de año. Hasta el mes de abril, Iberia había transportado 6,8 millones de pasajeros, un 3,4% más que en el mismo periodo de 1998, pero por debajo de las previsiones. Los problemas aeroportuarios y el conflicto con los pilotos han restado clientes a la compañía, clientes que está empeñada en recuperar, entre otros medios, a través de incentivar a los trabajadores para que mejoren su eficacia. Para elaborar el plan de incentivos a los empleados, que el presidente de la compañía, Xabier de Irala, presentará hoy en rueda de prensa y mañana en la junta de accionistas, Iberia ha analizado los modelos que compañías americanas y europeas aplican desde hace años (ver cuadro). El plan de incentivos de Iberia (que establece varios tramos de opciones de compra de acciones de hasta 2.000.000 de pesetas según el índice de puntualidad, y un pago único de 500.000 pesetas de media por piloto si se alcanza el 90% de puntualidad) es una combinación, sobre todo, del sistema de bonos de la estadounidense Continental con el sistema de opciones de compra de la alemana Lufthansa. Continental entrega un bono de 100 dólares (15.600 pesetas) mensuales a sus empleados si la compañía encabeza la clasificación de puntualidad, mientras Lufthansa concede opciones de compra de acciones ligadas a los resultados de la empresa.

Futuros propietarios

Este plan pretende dar un impulso a la compañía de cara a su privatización, que podría retrasarse hasta enero o febrero del año 2000, según fuentes de SEPI, aunque el ministro de Industria, Josep Piqué, ha insistido en varias ocasiones en que la OPV se lanzará en octubre o noviembre. Los que ya tienen asegurada su participación en la compañía como socios institucionales (Caja Madrid, BBV, Logista, El Corte Inglés y Ahorro Corporación) han esperado al cierre del conflicto entre compañía y SEPLA, y a la aproximación de la junta de accionistas, para hacer una valoración, aunque han evitado toda referencia a los pilotos. En la revista de la compañía, Iberavión, Caja Madrid, que pagará por su 10% 58.000 millones de pesetas, aduce que ha invertido porque es el grupo aéreo más rentable de Europa y el quinto en términos de produccion. Por su parte, el BBV, que tomará un 7,3% por 42.340 millones, valora el hecho de que Iberia "sea una empresa líder en un sector en crecimiento, con un proyecto de excelentes perspectivas". [Iberia no es la única aerolínea a la que sus pilotos han dado qué hacer. La directiva de la aerolínea de Hong Kong Cathay Pacific y sus pilotos llegaron ayer a un acuerdo, tras 11 horas de negociaciones. El acuerdo se produce a un día de la fecha límite que la empresa estableció para que los pilotos aceptaran reducciones salariales, jubilaciones anticipadas o despidos. Con el pacto se da fin a la mayor disputa laboral en el territorio desde hace decenios, que había producido la cancelación de cientos de vuelos].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de junio de 1999

Más información

  • El modelo de incentivos laborales combina los de Continental y Lufthasa