Obiols propone un acercamiento entre la UE y los Balcanes

Aún sin resolver su actual crisis de liderazgo, Europa avanza con tres objetivos bien definidos: política exterior y defensa (la PESC), ampliación al Este (Agenda 2000), y estabilización de los Balcanes. Esto último sin contar, por supuesto, con la opinión de Belgrado, en tanto no se instaure en Serbia una auténtica democracia, inequívoca señal de que Milosevic debe dejar el poder. Al finalizar la cumbre europea celebrada en Colonia (Alemania), el presidente saliente de la Comisión, Jacques Santer, afirmó que la "cara visible" de todo será el socialista Javier Solana. El candidato del PSC al Parlamento Europeo, Raimon Obiols, cosechó ayer en Barcelona una propuesta original a partir, precisamente, del impulso de Colonia. Propuso que la Unión Europea (UE) cree la figura de estado asociado que representaría a los Balcanes y que serviría para integrar a los países de la antigua Yugoslavia en el entorno del orden civil y democrático europeo. En defensa de la fórmula del estado asociado, Obiols remarcó el criterio del Consejo de Europa basado en que los países balcánicos sólo podrán integrarse en la UE si demuestran respeto a los derechos democrático -"requisito indispensable", dijo el candidato-, en absoluta consonancia con las conclusiones alcanzadas en la cumbre de Colonia . Solapando sus aportaciones en este escenario político europeo, Obiols se limitó ayer a ir un poco más lejos. Las palabras del número dos del PSOE en las elecciones europeas permiten aventurar que los socialistas en el parlamento de Estrasburgo preparan un despliegue legislativo dirigido a presionar a Bruselas y encaminado a dotar de contenido los acuerdos de Colonia. Albania, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Macedonia y la República de Yugoslavia y Montenegro deberían figurar en el hipotético nuevo estado asociado. Obiols insistió en que la esencia de este proceso "consiste en establecer un sistema de entrada a la UE, lo que implica adoptar un enfoque nuevo". Obiols entiende, además, que los países balcánicos deben integrarse en la moneda única europea, aunque para ello les exige que cubran dos etapas: "Primero la unificación monetaria de la zona a través de un sistema basado en los tipos de cambio fijos y, posteriormente, su plena inclusión de las distintas monedas dentro del área del euro". González y Schröder Descontada su lógica intención electoralista, la propuesta de Obiols no es una veleidad del candidato. Se trata de un planteamiento que reclama mayor protagonismo por parte del Parlamento Europeo a la hora de fomentar el diálogo con las fuerzas democráticas de la antigua Yugoslavia. Así lo recomienda un informe que el ex presidente Felipe González -representante especial de la UE en Yugoslavia- le entregó al Schröder en marzo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de junio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50