Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil se incauta de 219 kilos de cocaína y detiene a cuatro personas

Agentes de la Guardia Civil de Barcelona culminaron el domingo en La Jonquera una operación iniciada a principios de año, cuando tuvieron conocimiento de las actividades de una red que traficaba con grandes cantidades de cocaína. El domingo pasado, nada más entrar en territorio español, varios guardias detuvieron una desvencijada furgoneta procedente de Francia y en cuyo interior, perfectamente camuflados en un doble fondo, viajaban 219 kilogramos de cocaína y arrestaron a Ramón U. M., de 41 años, su conductor. Paralelamente, agentes de los Equipos contra la Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil arrestaron a José B. F., de 47 años, a Emilio, M. G., de53, y a José M. T., de 31, quienes se hallaban en Barcelona nerviosos esperando la mercancía. Los tres, junto con el conductor, forman parte de una presunta red de narcotraficantes. José Solano, capitán de la Guardia Civil que ha dirigido la operación, explica que sus hombres llevaban meses de paciente labor de investigación acumulando pruebas y realizando largos y tediosos seguimientos. "Tras cinco meses, ya sólo nos quedaba poder incautarnos de un cargamento de droga para tener la prueba objetiva en su contra". La droga, de la que se hubiesen obtenido 1,1 millones de dosis, provenía de París, ciudad a la que se habían dirigido los narcotraficantes para recogerla y, según el capitán Solano, su destino era el mercado español: "Venía a Barcelona para ser repartida por toda España en lotes de 30 kilogramos cada uno, que hubiesen salido en coches particulares nada más llegar la droga a la ciudad". Por su parte, el Cuerpo Nacional de Policía ha desarticulado en Barcelona otra red de narcotraficantes, ésta especializada en el tráfico de hachís, y se incautaron de 228 kilogramos de esta sustancia y otros 2,6 de cocaína. La policía ha detenido a cinco personas, que almacenaban la droga en un taller de reparación de coches. El hachís procedía de Marruecos y llegaba a Almería, desde donde era enviado a Barcelona. Los agentes localizaron a Mustafá D. A., de 46 años, el cabecilla del grupo, y supieron que el pasado día 19 Aida N. A. T., de 41 años, viajaba a Barcelona desde Italia junto a Mustafá y que podrían llevar alguna sustancia estupefaciente. Detenidos en El Prat, la mujer llevaba los 2,6 kilogramos de cocaína. En los registros, además de la droga, la policía halló una pistola, 25 cartuchos, 125 millones de liras italianas (unos 13 millones de pesetas) y 1,8 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de junio de 1999