Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo Electric Frankenstein muestra en Bilbao su "punk rock"

En Estados Unidos se factura más punk rock que las muy conocidas propuestas de grupos como Offspring y Green Day. En el subsuelo de la escena musical norteamericana se esconden innumerables bandas entregadas al género que no tienen excesivo reconocimiento fuera de la reducida escena independiente. Es el caso de Electric Fankenstein, conjunto que mañana (21.00) repasa su repertorio en la sala Bilborock de la capital vizcaína. Sal Canzonieri, guitarrista del quinteto de New Jersey, sitúa las influencias de su banda más allá de lo estrictamente musical y cita como referencias "libros de críticos de rock, así como películas de John Waters, Russ Meyer, Hershell Gordon Lewis, Fellini, Warhol, y todas las de terror". A sus 40 años, Canzonieri no ha perdido la arrogancia que distingue a todo punki. "La música no tiene nada que ver con la edad. Puedo superar a cualquiera 20 años más joven, y eso lo he demostrado varias veces. Tocar en bandas es algo natural para nosotros, siempre nos hemos mantenido en contacto directo con el rock and roll y nunca nos hemos sentido viejos. Ni en actitud ni en salud", dice. La banda se formó en 1992, con miembros de grupos como The Things y Cathedral, y su portavoz asegura que han vendido alrededor de 100.000 discos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 1999