Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pere Bascompte, ex líder de Terra Lliure, regresa a España sin cargos

La justicia española ha archivado definitvamente las causas que tenía pendientes el manresano Pere Bascompte, ex líder de la organización independentista Terra Lliure, que fue condenado a nueve años de prisión al ser considerado autor material del disparo que hirió en una pierna al periodista Federico Jiménez Losantos hace 18 años. Bascompte vivía refugiado en el sur de Francia desde que, aprovechando un error administrativo, pudo salir de la prisión cuatro meses después de ser juzgado.

El pasado jueves Bascompte recibió los documentos que certificaban la prescripción de todos los sumarios que tenía pendientes con la justicia española. Su caso quedaba así cerrado, lo que le permitía volver a cruzar la frontera sin problemas. Lo primero que hizo el manresano fue volver a su ciudad, estar con sus padres, su hermana y sus amigos, y ver la ciudad y los cambios que ésta ha experimentado en los 18 años en que ha estado ausente. Su padre, Esteve Bascompte, explicaba anoche que su hijo temía no reconocer los espacios de su infancia, pero cuando vio la ciudad y sus calles "pronto recuperó la memoria". El ex líder de Terra Lliure fue condenado en julio de 1983 a nueve años de cárcel por disparar contra Federico Jiménez Losantos, promotor del Manifiesto de los 2.300, en defensa de la supuesta discriminación de la lengua castellana en Cataluña. Cuatro meses después, un error administrativo hizo que quedara en libertad, lo que aprovechó para escapar a Francia. Tras su fuga al país vecino, Bascompte inició su particular batalla con la justicia española. En 1990 España solicitó a la justicia francesa su extradición, pero los jueces que vieron el caso la desestimaron porque en Francia las causas prescriben al cabo de cinco años y los hechos por los que le reclamaba la justicia española habían sucedido siete años antes. Con el tiempo, Pere Bascompte consiguió que el Gobierno francés le concediese un permiso de residencia y uno de trabajo, lo que le permitió rehacer su vida en Perpiñán. Ilocalizable Bascompte seguía anoche el periplo de visitas a amigos que inició el sábado y permanecía ilocalizable. Ha sido, sin embargo, una vuelta pasajera porque hoy mismo tiene previsto regresar a Francia. Según su padre, tiene la voluntad de volver a Manresa, aunque no ahora porque está trabajando en la elaboración de su tesis doctoral sobre derecho internacional, después de haber finalizado los estudios de licenciatura sobre este mismo tema en Francia. Su propia experiencia "le ha hecho medio doctor", dice su padre. Esteve Bascompte, confirmó que su hijo ya no tiene ninguna causa pendiente y que a partir de ahora ya puede volver siempre que quiera a su casa. También explicó que a pesar de que ha pasado buena parte de su vida en Perpiñán desea volver, aunque no tiene prisa. Pere Bascompte nació en Manresa en 1957. Muy joven, con sólo 18 años, inició su militancia política en una organización juvenil local impulsada por militantes del independentista Partit Socialista d"Alliberament Nacional (PSAN), del que pasó a diversas organizaciones, algunas de ellas de tipo sindical. En 1981 fue detenido por la policía junto con los jóvenes con quienes compartía piso. Juzgado en 1983, se proclamó miembro de Terra Lliure y fue condenado por el famoso disparo en la pierna de Jiménez Losantos, a quien previamente habían atado a un árbol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de mayo de 1999

Más información

  • Archivado definitivamente el caso por el que fue condenado