Caspe dimite para no convocar la elección de alcalde en Peñíscola

Carlos Caspe (UV), alcalde en funciones de Peñíscola, dimitió ayer, dejando el cargo en manos del segundo teniente del alcalde, Ramón Rovira Pauner. De esta forma, Caspe evita celebrar el pleno que estaba convocado para hoy con el fin de elegir a un nuevo alcalde, cargo que iba a recaer en Agustí Albiol, del PSPV. Caspe convocó el pleno la semana pasada, tras declarar ante el fiscal de la Audiencia de Castellón, debido a las diligencias iniciadas contra él a instancias del fiscal general del Estado y la Junta Electoral Central. Anteriormente, una sucesión casi interminable de sentencias del Tribunal Superior de Justicia y posteriores recursos presentados por el equipo de gobierno agotaron todas las posibilidades legales de eludir la convocatoria del pleno. En septiembre de 1997 el entonces concejal popular Manuel Beltrán abandonó las filas de este partido para ingresar en Iniciativa de Progrés, posibilitando así una moción de censura contra el gobierno tripartito (PP, UV y Nostra Peñíscola), que nunca llegó a producirse. La presión del Tribunal Superior de Justicia y del PP provocaron la dimisión del entonces alcalde, el popular Constantino Simó. Caspe le sustituyó, pero tampoco convocó el pleno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 11 de mayo de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50