Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buteflika asegura que lograr la paz en Argelia es su máxima prioridad

Abdelaziz Buteflika, ganador de las elecciones del pasado día 15 en Argelia con el 70% de los votos y una abstención del 40%, prestó ayer juramento como séptimo presidente del país. En su discurso de toma de posesión, Buteflika repasó las grandes líneas de su programa electoral, insistió sobre la necesidad de la reconciliación nacional y reconoció que la situación económica del país es difícil. El nuevo presidente aseguró que continuará "sin vacilación" la lucha contra los integristas armados, su principal preocupación.

"Mi prioridad es restaurar la paz y erradicar la violencia, todas las formas de violencia", afirmó el nuevo presidente en su discurso de investidura, boicoteado por la oposición. "El Estado tiene la obligación de garantizar la seguridad de las personas y sus propiedades. Nos enfrentaremos al terrorismo y movilizaremos todas las armas que sean necesarias", añadió. Buteflika expresó su preocupación por la situación económica del país y se lamentó porque, según él, los argelinos no dan demasiada importancia "a los valores del trabajo y el esfuerzo".

El aspirante oficial del régimen venció como candidato único en las elecciones presidenciales del pasado 15 de abril, después de la retirada un día antes de sus seis oponentes, que denunciaron un fraude electoral a gran escala. Buena parte de la oposición considera por esto que su elección es ilegítima. El proceso también ha recibido las críticas de la Unión Europea y de Estados Unidos.

En Argelia, dos manifestaciones de rechazo al resultado de las elecciones fueron prohibidas los pasados 16 y 26 de abril.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de abril de 1999