Medio Ambiente rechaza parte del PGOU de Granada por su riesgo ecológico

La Delegación de Medio Ambiente de la Junta ha rechazado la aprobación total del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Granada, presentado por el equipo de gobierno del Partido Popular y encabezado por Gabriel Díaz Berbel, al detectar actuaciones urbanísticas que generan "graves problemas medioambientales". El dictamen, imprescindible para la pretendida aprobación provisional del PGOU en pleno extraordinario, se opone radicalmente a la mayoría de las actuaciones contempladas en suelo no urbanizable, referidas -según el documento- a las áreas de reserva de la Vega, las infraestructuras de las cuencas de los ríos Beiro y Darro y a algunas zonas aisladas de la zona norte de la ciudad, entre otras. Respecto al suelo urbanizable, el informe sólo autoriza aquellas actuaciones en las que se estima que no causarán ningún tipo de problema, mientras rechaza las consideradas inviables por sus consecuencias sobre el medio ambiente. El dictamen, que se desglosa a lo largo de medio centenar de folios que analizan el planeamiento sólo desde el punto de vista medioambiental, sin entrar en consideraciones técnicas ni en lo relativo a protección del casco histórico, sólo da luz verde de forma general a la construcción en suelo urbano. Este informe fue remitido el pasado viernes al Ayuntamiento de Granada en cumplimiento de los plazos establecidos para su redacción. Con el texto en la mano, que estudia cada una de las actuaciones recogidas en el PGOU que sustituirá al todavía vigente de 1985, varios juristas opinan que una alternativa para el Ayuntamiento es aprobar sólo el planeamiento que no causa problemas medioambientales (urbano y la parte no rechazada del urbanizable) y remitir nueva documentación a la Delegación con la corrección de las actuaciones a las que se opone. También podría aprobarlo pese al informe de Medio Ambiente y pese al anunciado rechazo del grupo municipal socialista, con la previsible impugnación por parte de la Delegación, aunque "lo más aconsejable" es paralizar la aprobación del PGOU hasta que se resuelvan los problemas. En este sentido, el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento granadino, Miguel Valle, manifestó el viernes la intención del equipo de Gobierno de aprobar el PGOU antes de que concluya el actual mandato "salvo fuerza mayor", si bien sus expectativas eran que el informe fuese favorable. No obstante, ese no es el fin del camino. La aprobación municipal tiene un carácter provisional, ya que la ratificación definitiva corresponde a la Comisión de Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y, para ello, se requiere además un informe favorable de Cultura y de Obras Públicas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS