Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez de Granollers deja en libertad por error a un peligroso delincuente

Un juez de Granollers (Barcelona) ha dejado en libertad por error a Eugenio F. C., de 46 años, un peligroso delincuente al que la Guardia Civil atribuye 19 atracos a mano armada, un homicidio y graves lesiones a dos agentes del cuerpo. Euge-nio F. C. fue detenido, junto a Pedro S. P., de 43 años, en la madrugada del pasado día 11 en el puerto Olímpico de Barcelona cuando, con un revólver y una escopeta recortada, se dirigían a atracar un establecimiento hostelero.

Eugenio F. C. y Pedro S. P. acumulan 50 delitos, entre ellos el asesinato a tiros de un guarda jurado ocurrido cuando asaltaban una empresa, una de sus especialidades junto con los atracos a locales de alterne y gasolineras. Tras su detención en el puerto Olímpico en una contundente acción de la Guardia Civil, el titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Barcelona ordenó prisión incondicional para los dos y ambos ingresaron en la cárcel Modelo. El juez remitió luego las diligencias del caso al Juzgado de Instrucción número 2 de Granollers, en el que hay un sumario abierto por la muerte del vigilante.

Los dos presuntos atracadores fueron llevados entonces ante el juez de Granollers, quien, sorprendentemente, dejó en libertad condicional a Eugenio F. C. y dictó prisión incondicional para Pedro S. P. al considerar que, cuando se produjo la muerte del guarda jurado, el primero estaba cumpliendo condena en una cárcel catalana, por lo que, concluyó, mal pudo disparar contra nadie.

Tampoco tuvo en cuenta este juez los antecedentes ni otros graves delitos de los que se acusa a Eugenio F. C., ni que en la fecha del homicidio estuviera cumpliendo el último tramo de su condena y, por tanto, ya hubiera tenido acceso al tercer grado, que le permitía gozar de permisos, así como salir de la prisión durante el día y regresar sólo para dormir, por lo que, en una de estas salidas o permisos, muy bien podría haber cometido el crimen.

Orden revocada

Al día siguiente de ponerle en libertad, el juez de Granollers, tras darse cuenta de su error, tuvo que dictar una orden de búsqueda y captura contra Eugenio F. C. La Guardia Civil ha iniciado los trabajos para localizarle y le considera muy peligroso. Con su compañero, y durante su trayectoria delictiva, no ha dudado en tirar de pistola cuando ha tenido problemas.

De hecho, el peligro que entrañaba su detención y la de su compañero en el puerto Olímpico, una zona muy concurrida, venía dado por la certeza que tenían los agentes de que, si no les inmovilizaban de forma fulminante, usarían sus armas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de abril de 1999

Más información

  • La Guardia Civil le atribuye un homicidio