Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIVIENDAEL IVVSA URBANIZARÁ 60.000 METROS ANTES DEL 2001

Los vecinos de Agua Amarga pagarán de 5 a 14 millones por habitar el nuevo barrio

El Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA) se encargará de urbanizar y construir el nuevo barrio de Agua Amarga de Alicante, un complejo residencial sobre una parcela de 60.000 metros cuadrados que servirá para realojar a los propietarios de la actual barriada, condenada a desaparecer para desarrollar el complejo lúdico de la Ciudad de la Luz, al sur de la ciudad. El subsecretario de Urbanismo, Fernando Modrego, firmó ayer el protocolo que permitirá construir 80 viviendas antes de que acabe el año 2000. Será en esa fecha cuando, una vez realojados los vecinos, el Consell ocupará los terrenos para dar paso a las obras de infraestructuras previstas en el entorno del parque de ocio. Se ha proyectado la construcción de hasta siete modalidades diferentes de viviendas, por las que los interesados pagarán entre los 5.350.000 pesetas que costará la más barata, hasta los 14 millones de la más cara. Los afectados por las expropiaciones podrán optar al pago de la nueva vivienda mediante una operación de canje, y se ha decidido que sea la Sociedad Pública Parque Temático de Alicante, encargada de desarrollar, construir y explotar la Ciudad de la Luz, el organismo que se hará cargo de los gastos de gestión e impuestos generados por la cesión. Con esta fórmula, que abarata la operación a la parte adquiriente, el Consell persigue reducir al máximo el número de contenciosos que los expropiados podrían plantear. Los tipos de viviendas proyectadas comprenden un abanico que va desde las agrupadas en bloques con altura máxima de cuatro plantas, hasta chalés de 166 metros cuadrados, con zona ajardinada y garaje particular. Se intenta reproducir el nivel de vida de la barriada. La vivienda más pequeña dispondrá de 86 metros cuadrados y se podrá adquirir, de forma opcional, plazas de garaje independientes. Compra de propiedades En el plazo de 10 días el Consell comenzará a firmar convenios de venta amistosa con los propietarios de la primera fase de las expropiaciones, que corresponde al terreno de cultivo del Cerro de Colmenares. El Plan Especial de la Ciudad de la Luz destina una inversión pública superior a los 3.700 millones para obtener terrenos. Mientras, los técnicos de Urbanismo continúan inspeccionando las propiedades para valorarlas. El trabajo estará ultimado en mayo, mes en el que se conocerán las cantidades que la generalitat pagará a los afectados. Las industrias calificadas como molestas, que serán obligadas a trasladarse a otro lugar o a cambiar su actividad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de abril de 1999