Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada una banda que falsificaba pasaportes para terroristas islámicos

Grupos de terroristas islámicos, la mafia calabresa y ciudadanos albanokosovares que huyen de la guerra formaban parte de la clientela de una banda, desarticulada por el Cuerpo Nacional de Policía en Valencia, que se dedicaba a la falsificación de pasaportes y al tráfico de inmigrantes sin papeles. En la operación han sido detenidos el principal responsable de la red, G. A. G., un palestino de 48 años; un ciudadano griego, otro kuwaití y la ex cónsul de la República Dominicana en Madrid. "Eran una máquina de falsificar pasaportes", sintetizó ayer el jefe superior de policía de la Comunidad Valenciana, Segundo Martínez, quien informó de que habían falsificado 400 desde 1996. Cobraban de un millón a un millón y medio de pesetas por cada uno. En este periodo han recaudado unos 500 millones.

En los tres registros efectuados en Valencia -en la empresa de exportación e importación que dirigía el palestino, en una vivienda y en una caja de seguridad de una entidad bancaria- la policía ha intervenido 20 pasaportes falsificados, uno de ellos diplomático, de la República Dominicana; seis de Albania y 400 fotocopias de otros 150 dominicanos y 250 albaneses.

En las agendas intervenidas figuran, como contactos de la organización, diversos grupos de terroristas islámicos y la mafia calabresa, para la que adquirían inmuebles con el fin de blanquear dinero. "Trabajaban para los terroristas sólo con el fin de ganar dinero", precisó la policía. Todos sus clientes eran islámicos, sobre todo palestinos y kosovares. Les confeccionaban pasaportes albaneses y dominicanos.

La operación se inició por las sospechas que despertó en la policía la llegada a España de árabes con pasaporte de la República Dominicana.

Según los investigadores, el dirigente de la banda mantuvo una relación sentimental con la ex cónsul dominicana en Madrid y la convenció para que simulara la sustracción de centenares de pasaportes de este país en blanco, así como sellos y útiles para su confección, y los firmara. Esta diplomática fue detenida hace ocho meses en su país junto a un kuwaití.

La policía afirma que la red cuenta con infraestructura en Kuwait que aún no ha sido desmantelada. La integran dos albaneses que conseguían pasaportes de este país en blanco y empresas de Kuwait que los distribuían después de que los falsificara el palestino arrestado.

Recientemente, también habían comenzado a falsificar actas de nacimiento y visados para cruzar fronteras europeas y americanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de abril de 1999