Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía francesa descubre otro garaje alquilado por ETA en Francia

La Policía Judicial francesa descubrió ayer en Anglet (Pirineos Atlánticos) un nuevo garaje utilizado por ETA y alquilado en diciembre por el presunto colaborador de la banda terrorista Patrick Etchemendi. Según fuentes de la investigación, en su interior se encontraban aparcadas dos furgonetas robadas hace mes y medio en Cataluña. El hallazgo de este local, que se produce a raíz de la detención de Etchemendi el pasado día 7, supone el sexto golpe asestado en dos semanas a la infraestructura de ETA en Francia.

Agentes de la División Nacional Antiterrorista, desplazados desde París, vigilaron el garaje de Anglet durante la noche del miércoles a la espera de una orden de registro. La autorización llegó en la mañana de ayer, a instancias de la juez Laurence Le Vert. En esta ocasión la policía no halló ni armas ni materiales para fabricar explosivos, sino dos furgonetas de gran capacidad que figuraban en los archivos como sustraídas en Girona en marzo pasado. Fuentes de la investigación aseguran que los vehículos fueron contratados entonces a una agencia de alquiler, pero que no fueron devueltos una vez transcurrido el plazo concertado para su entrega.

El nuevo golpe a ETA está relacionado con la detención el pasado día 7 de Patrick Etchemendi tras el desmantelamiento de un arsenal de la banda terrorista en Bayona. El presunto colaborador etarra, que se encuentra actualmente en libertad bajo control judicial, está acusado de haber arrendado otro local de estas características en la misma localidad.

Con el hallazgo del garaje de Anglet se elevan a seis los locales que servían de infraestructura a ETA en Francia descubiertos en los últimos 15 días.

Dos de las operaciones de Bayona supusieron la localización de otros dos garajes. En uno los agentes se incautaron de 1.200 kilos de explosivos y una treintena de armas. En el local de Boucau encontraron 370 kilos de materiales para fabricar explosivos.

La operación se completa hasta la fecha con dos acciones más. Los gendarmes encontraron en Nay, cerca de Pau, una casa que había servido de refugio a José Javier Arizkuren Ruiz, Kantauri, el dirigente de ETA detenido el 9 de marzo en París . En el garaje del edificio se halló un coche robado hace más de año y medio. Además, se inspeccionó un chalé en Cauterets que, siempre según fuentes de la investigación, fue utilizado por ETA para alguna reunión de sus miembros.

Varios de estos recintos fueron arrendados por una mujer bajo el nombre falso de Catherine Cabaret. La policía la identifica como Laurence Guimón, Lorentza, que se encuentra huida de su domicilio desde marzo de 1998. A Etchemendi, que es vecino de Bayona, también se le relaciona con el alquiler de garajes para la banda terrorista.

Por otra parte, Ismael Moreno, juez de la Audiencia Nacional, decretó ayer prisión incondicional y comunicada para la presunta etarra María Luz Bella Bringas, que fue expulsada el pasado martes por las autoridades francesas. Se le acusa de colaboración con banda armada por haber contribuido en 1991 al traslado en un coche de 50 kilos de explosivos desde San Sebastián hasta Zaragoza.

Mientras tanto, Maite Ubiria, la periodista del diario Gara, la nueva versión de Egin, detenida el pasado 16 de marzo en Irún (Guipúzcoa), quedó ayer en libertad tras abonar los cinco millones de pesetas que le impuso como fianza la Audiencia Nacional. Karlo Gonzatto, detenido al mismo tiempo que Ubiria, quedará también próximamente en libertad provisional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de abril de 1999

Más información

  • Los agentes encontraron en el local dos furgonetas robadas en Girona