Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CORTESINSTAN A PEDIR AL ESTADO LA TITULARIDAD DEL MUSEO GONZÁLEZ MARTÍ

Oposición y UV aprueban que el Consell cambie la ley interuniversitaria a favor de los alumnos

La última sesión de la comisión de Cultura y Educación de las Cortes se saldó ayer con un revés doble para el grupo parlamentario del PP en temas a los que se ha opuesto firmemente. La oposición, con el apoyo de UV, logró que se aprobara una proposición no de ley presentada por el PSPV para modificar la ley interuniversitaria e incorporar a los delegados de Estudiantes de las cinco universidades valencianas al Consejo Interuniversitario -máximo órgano consultivo de la Generalitat-. El mismo bloque aprobó, también en contra del PP, instar al Consell para que solicite la titularidad del Museo Nacional González Martí y evalúe de forma "crítica" la restauración a cargo del Ministerio de Educación.

Fue una victoria, pero pírrica. Como se encargó de recordar el portavoz del PP en la comisión de Cultura, Sebastián Fernández, ambas proposiciones no serán efectivas hasta que se sometan a debate y se aprueben en la próxima legislatura. Quedan, pues, al arbitrio del "partido que gobierne" después de las elecciones autonómicas del 13 de junio. Sin embargo, el voto de los regionalistas de Unión Valenciana (UV) -convertidos hoy en la esposa renegada de un matrimonio venido a menos- unido al de la oposición en bloque sirvió para aprobar una proposición no de ley para que el Consell modifique la Ley de Coordinación Interuniversitaria para que cada universidad pública tenga un representante de los estudiantes con voz y voto en el Consejo Interuniversitario. La iniciativa -que provocó considerable malestar en las filas de los populares- fue presentada por el diputado socialista Manuel Rodríguez Macià con objeto de profundizar en la "democratización" del sistema universitario. Para el PP, sin embargo, la cuestión se reduce a un problema de talante más doméstico, que se soluciona con que la junta de gobierno de cada universidad ceda dos vocalías para que los estudiantes asistan con voz, pero sin voto. La propuesta del PP, convertida en proposición no de ley, -y en franca contradicción con la anterior- también logró su aprobación gracias al esquizofrénico voto de UV. Aunque sirvió para que la oposición diera un fuerte varapalo, al menos verbal. Para Rodríguez Maciá la enmienda del PP es "un callejón sin salida", ya que la capacidad de modificar leyes corresponde al Legislativo. El segundo varapalo vino de la mano de María Ángeles Martínez, de EU, con una propuesta que insta al Consell a pedir el traspaso de la titularidad del Museo Nacional de Cerámica González Martí, que, por las recientes declaraciones del ministro Mariano Rajoy, el Gobierno central no piensa ceder. La propuesta, que salió adelante con el voto de UV, contiene un punto, al que se opusieron severamente los populares, para que se realice una evaluación "crítica y constructiva" de la restauración hecha por el MEC que, como reconoce el propio ministerio, no ataca las causas del deterioro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de abril de 1999