El Parlamento Europeo no votará la nueva Comisión en esta legislatura

El Parlamento Europeo ha acatado la voluntad de los Quince de que la nueva Comisión Europea sea votada en la próxima legislatura. La actual Cámara votará en mayo la candidatura de Romano Prodi a ocupar la presidencia del Ejecutivo comunitario, con lo que le da tiempo para que prepare su programa de Gobierno. Los populares han decidido romper relaciones institucionales con la comisaria Edith Cresson

Romano Prodi se paseó ayer y el miércoles por la Cámara. Se reunió por separado con los grupos liberal, popular y socialista, con suerte desigual. Mientras los populares acabaron emitiendo una nota en la que le definen como "el mejor candidato posible" y le dan su "total apoyo", los socialistas le aplaudieron con cortesía, pero le criticaron en privado."Es un Santer-2", "no ha levantado ningún entusiasmo", "tiene que estudiar mucho más a fondo los temas europeos", fueron algunos de los comentarios que sus palabras despertaron entre muchos socialistas. El grupo socialista le critica, también, su empeño en presentarse a las elecciones europeas encabezando una candidatura contra el primer ministro italiano de izquierdas, Massimo D"Alema. "Prodi ha demostrado cierto cinismo al darle la vuelta al argumento y recordar que muchos querían que el presidente de la Comisión recibiera antes el apoyo popular. Olvida que quienes defienden esa tesis lo que quieren es que varios candidatos se sometan a unas primarias parlamentarias y el que obtenga mejor resultado sea elegido como presidente", manifestó un socialista.

Intervención de cortesía

La Eurocámara acordó ayer que Romano Prodi se presente ya el próximo martes ante el pleno del Parlamento. Pero su intervención será sólo de cortesía. El debate y la votación de investidura serán en mayo, en la última sesión de la legislatura. Para entonces, la Cámara espera que Prodi ofrezca un verdadero programa que incluya, por ejemplo, la exigencia de mejor trato presupuestario para la Comisión.Dejar la investidura de Prodi hasta el próximo mes de mayo permitirá que la votación y las audiencias a los comisarios de la Comisión Prodi se aplacen a la próxima legislatura, aunque aún no se sabe si en la sesión de julio o en la de septiembre, después de las vacaciones. Eso permitirá a Manuel Marín ser presidente en funciones durante unos días o quizá semanas, porque Jacques Santer deberá ya haber cesado. Aunque las aguas institucionales parecen volver a su cauce, el grupo del Partido Popular Europeo atizó ayer un poco el fuego al decidir romper toda relación institucional con la comisaria Edith Cresson y exigir su relevo inmediato. Cresson, que ha acabado encarnando todos los males de la Comisión Santer, ha dejado siempre claro que no piensa dejar el cargo hasta que toda la Comisión sea sustituida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 08 de abril de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50