Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos de Covibar protestan porque la urna les queda a seis kilómetros

Rivas-Vaciamadrid

Las líneas fronterizas de la capital con el municipio de Rivas-Vaciamadrid molestan a los vecinos de la urbanización Covibar-Madrid, donde residen unas 2.000 personas. El 13 de junio, si quieren votar, tendrán que desplazarse hasta Vicálvaro, a unos seis kilómetros de sus viviendas.Los vecinos de la citada urbanización, situada en el término de Madrid junto al límite con Rivas, reciben los servicios públicos básicos (agua, alcantarillado, seguridad, colegios) del Ayuntamientos de Rivas en lugar del distrito de Vicálvaro, al que pertenecen. Sin embargo, pagan sus impuestos en Madrid. Esta circunstancia hizo que el pleno municipal de Rivas solicitara al de Madrid la modificación de los límites ya en el año 1988.

Ahora, los vecinos habían solicitado poder votar en el colegio público El Olivar, a escasos 50 metros de las viviendas y situado entre los dos municipios. Un estudio del departamento municipal de estadística del Ayuntamiento de Madrid confirmó que el gimnasio del colegio estaba construido en el término municipal de Madrid y, por lo tanto, sería válido.

Los vecinos preferían esta opción a tomar el nuevo metro, apearse en Vicálvaro y desde allí desplazarse en autobús hasta otro colegio. Sin embargo, la opción no ha obtenido el respaldo de la concejal del distrito, Carmen Torralba.

La concejal estima que en la zona de Covibar-Madrid no existen locales públicos que permitan ejercer el derecho al voto.

Motivos electorales

Sin embargo, en la Asociación de Vecinos de Covibar-Madrid se tiene otro idea bien distinta. Piensan que el retraso en la modificación de las lindes entre Madrid y Rivas, y que evitaría este tipo de trastornos a los vecinos, "sólo tiene motivos electorales", según Antonio Moreno, presidente de la asociación.Moreno acusa al PP de Rivas de frenar la modificación de los lindes y explica el porqué: "De los 2.000 votos que saldrían de las 1.006 viviendas de la urbanización, "al menos 1.800 son de izquierdas, que en Madrid no significan nada, pero que si nos asume Rivas, al PP local le quitarían, al menos, dos concejales". En las elecciones de 1995, sobre un censo electoral de 1.656 electores en Covibar-Madrid y una participación del 45%, el PSOE obtuvo un 44% de los votos; IU, un 36%, y el PP, un 17%. En las elecciones generales de 1996, sobre el mismo censo electoral, se registró un 75% de votos. Los resultados entonces fueron un 47% para el PSOE, un 31% para IU y un 20% para el PP.

Santiago de Munck, portavoz popular en Rivas, afirma que los responsables de que las lindes entre los dos municipios no se modifiquen son los dos ayuntamientos -Madrid y Rivas-, y los vecinos de esa zona de Madrid, "que sólo protestan cuando se acercan las elecciones". "Nosotros", explica, "siempre lo hemos llevado en nuestro programa electoral".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de abril de 1999