Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VALENCIA

Carmen Vila afirma que si la derrota la lista alternativa será el fin del movimiento vecinal crítico y participativo

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia presentó ayer su candidatura a la reelección y arremetió con vehemencia contra el sector crítico que ha presentado una lista alternativa para arrebatarle la presidencia. Vila afirmó que, si le derrotan los críticos, "será el fin del movimiento vecinal crítico y participativo". A su juicio, la lista alternativa está marcada por su "mercantilismo puro" y su "organigrama empresarial". Según Vila, al contemplar en su programa tantas horas de dedicación completa y atención a los ciudadanos, no tendrían más remedio que profesionalizar a los dirigentes vecinales y quedarían tan condicionados a las subvenciones oficiales que "moriría su capacidad crítica". Además advirtió sobre los problemas que causaría el carácter "asambleario" que según ella pretende implantar el sector crítico. "Debe haber una federación con opinión propia sobre los grandes temas", postuló. Con respecto a su lista, Vila se mostró orgullosa de la renovación (13 de los 20 miembros son nuevos), de la igualdad de sexos (10 a 10), pero sobre todo de la "independencia" de su directiva: allí figuran cuatro socialistas, tres de EU, tres UV, uno del PP y nueve independientes. "Por primera vez, la federación vecinal no está en manos de ningún partido", aseguró. También presumió de que en su lista figuran miembros de asociaciones vecinales como Zapadores, Russafa-Gran Via o El Cabanyal que, según los críticos, respaldaban la lista alternativa. Vila denunció que Valencia es una ciudad "inhóspita para niños y ancianos", con menos servicios que los municipios vecinos, lo que provoca la marcha anual de miles de vecinos y le hará perder su condición de tercera ciudad española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de abril de 1999